domingo, 30 de noviembre de 2008

A propósito del “falso remedio” de Heinz Dieterich

“De las venas hay que sacarse la podre. La sangre mala ha de salir, y hay que abrirse las venas. Las venas hinchadas o se abren, o ahogan.

O se da cauce a la revolución o rompe la revolución sin cauce”

José Martí

No me complace la discusión política haciendo referencias personales. En primer lugar porque descalifica la respuesta haciéndola puntual, y en segundo término porque pienso que todas las opiniones que provengan de la izquierda son meritorias para ser consideradas útiles y que un enfrentamiento descarnado pudiera ser perjudicial para el interés común de todos los que luchamos por lo mismo.
Mas estamos en el tiempo de los hornos en la revolución bolivariana, y me tomo esta libertad, que pienso que el Profesor Dieterich no la interpretará como insulto a su persona.
Eso sí, quisiera expresarme con libertad plena y pido de antemano disculpas por cualquier comentario soez que la prisa y la pasión dejen escapar.
En algún lugar comienzo a usar la segunda persona para referirme al Dr. Dieterich. No es, bajo concepto alguno una descortesía...es tan sólo para viabilizar la comunicación con los lectores.
Y tampoco es para nada una réplica al Profesor. En esta batalla trato de hacer un comentario más.
Tan sólo eso.
Proponer una reconciliación actualmente entre las posiciones del Gral. Baduel y la del Presidente Chávez en vistas al 2 de diciembre es tan desafortunada como inviable (según mi criterio naturalmente).
Si Hugo Chávez que reta al Imperialismo a presidentes a Organizaciones Internacionales, a un Rey, al Papa y parafraseando a Silvio Rodríguez es capaz de quemar el cielo si es preciso, necesitase de Baduel para triunfar...bien lejos está pues, la revolución bolivariana de ser cierta.
Lo que se juega en Venezuela no es un tablero de ajedrez, como hace traslucir Dieterich en sus reflexiones1. Baudel transgredió límites que la dignidad no puede zanjar en nombre de algún concilio.
En primer lugar porque sería indigno por parte de los votantes por el “Sí” a las Reformas Constitucionales, que muchos tragos amargos han tenido que soportar por las embestidas incoherentes de una oposición desarticulada e inculta; y por otra parte, mucho menos importante, porque las matemáticas de las votaciones no lo precisan, todo lo contrario: Una reconciliación tardía entre los antiguos camaradas y colegas confundiría a los revolucionarios de Venezuela, los de América y a los propios ángeles, si es que existiesen y fuesen revolucionarios.
"Al Profesor Dieterich, que tanto le gusta la cibernética, esto es el 0 ó el 1, conocido como lenguaje binario, en el lenguaje electoral de la democracia directa que se vive en Venezuela por las Reformas Constitucionales se traduce en un SÍ o un NO. No hay espacio para un "tal vez”
Muchos compañeros comprometidos con el proceso revolucionario desacuerdan con algunos de los artículos reformados o por reformar, pero han entendido que se está en momentos de definiciones y que el “No” está ya haciendo de las suyas en las calles de Caracas.
Un pacto Chávez - Baudel sería en estos momentos el émulo tristemente recordado del pacto aquel de Ribbentrop- Molotov de 1939 entre Hitler y Stalin
¡Peor aun! Porque este pacto no lo haría el ya demarcado Stalin, sino lo haría el Lenin de la revolución bolivariana, y además Baduel no es ni un calcetín de Hitler, en cuanto a importancia política.
Por partes entonces Profesor, me permito cuestionar sus puntos de vista.
En primer lugar: Lo que está en juego, trasciende con creces la actitud traidora de Baduel. El ex Ministro de Defensa tan sólo saltó la verja al ver que las reformas pueden llegar más lejos que lo que se esperaba.
Su posición la dejó clara en su intervención cuando cesó como Ministro de Defensa: No podemos permitir que nuestro sistema se transforme en un capitalismo de estado, donde sea el Estado el único dueño de los grandes medios de producción2,
Eso me suena demasiado conocido en los días de hoy. También dijo: Antes de repartir la riqueza hay que generarla. No se puede repartir algo que no existe2 Este argumento es el típico argumento reformista ¿Qué es lo que no existe en Venezuela? ¿Riqueza? ¡Por Dios, que el petróleo casi alcanza los cien dólares el barril! Y sí, sí hay que crear la riqueza fundamental del socialismo: la conciencia comunista. Sin esa conciencia no hay nada que hacer y no alcanzaría ni el Potosí boliviano para repartir nada, pues mientras más riquezas se creen, más se concentra en menos manos. Ya eso lo entiende un preescolar.
Harta estoy del viejo cuento CHINO de producir con el mercado y las bien llamadas armas melladas del capitalismo del Che para luego en una noche de verano repartir los dulces.
El comunismo de guerra dejó la enseñanza de que no se pueden implantar cambios bruscos en el sistema económico, es decir abolición a rajatabla de la propiedad privada y la socialización brutal de los medios de producción sin que esto repercuta negativamente en la producción de bienes y servicios y sin que concomitantemente se genere un descontento generalizado en la población.2 Sentenció el General Baduel Algo de Cuba le falta por saber a Baduel.... (Todavía no sabe Venezuela qué es el Comunismo de Guerra, cuando la extinta URSS nos lanzó a nuestra suerte y se arreció el bloqueo norteamericano. Pregunte UD a Fidel cuáles fueron los verdaderos resortes que nos hizo sobrevivir).
Y concuerdo cien por cien con Jorge Martín, Presidente de la Campaña Internacional manos Fuera de Venezuela, cuya corriente (CMR) participa en el PSUV en que: Queda bastante claro lo que quiere decir con estas palabras. Usando ejemplos del comunismo de guerra y de la NEP en Rusia, lo que realmente quiere decir es que "no debemos ir hacia la nacionalización de la economía"3.
Entonces lo que está en juego es efectivamente el porvenir de la revolución americana que por fortuna no dependerá de Baduel, ni de sus centros políticos, ni de sus chavistas tristes y arrepentidos.
Dependerá eso sí, de los revolucionarios que nos remanguemos las mangas de la camisa y logremos defender el futuro de la humanidad, tal como lo dijo mi Comandante Fidel en su última reflexión4
En segundo lugar Profesor ¿Cuál es el conflicto? ¿Qué uno que asumió posiciones revolucionarias se pase al bando contrario? No es conflictivo para nada. Las revoluciones están llenas de ellos. De los males es el menor, porque al delinearse traidores a la revolución hacen una auto decantación.
Ya expresé en un trabajo anterior5 el ejemplo de Huber Matos, pero también le puedo citar al piloto Del Pino que fue un valeroso piloto cubano que ayudó de manera decisiva a la victoria de Playa Girón. Ahora anda por Miami hablando imbecilidades por los canales más contrarrevolucionarios diciendo que en Cuba no hay Estado de Derecho... ¿No le resulta familiar? A estas alturas del partido da lo mismo si Baduel fue comprado, vendido, regalado, si se juega una brillante estrategia militar, o es tan sólo un estúpido. Cualquiera de las variantes representa una traición.
Mas para mí es mucho más triste a la causa de la revolución, la propuesta ecuménica de UD. Vuestra frialdad y cálculo llegan a herir el alma del más conservador de los analistas.
Le repito que Hugo Chávez se ha enfrentado al mundo entero por sus principios y por lo que grita su pueblo revolucionario, que es no más quien lo ha elegido consecutivamente. Puede dolerle que un antiguo camarada haga eso...Pero en la revolución el tiempo de secarse las lágrimas es muy corto y espero que Chávez lo haya hecho mientras curaba de su bronquitis.
En tercer lugar no ajusta a mis datos experimentales el modelo de Lucius Quinctius Cincinnatus, pues el cónsul romano se retiró de sus oficios públicos y nada más. Es considerado un paradigma de modestia en el ejercicio del poder. Baduel ahora está “contra Roma”; si es que vale la comparación entre un Imperio y una revolución que aspira al socialismo ¿Y para usted qué significa “salvar a Roma” por cuenta propia? Supongo que esté relacionado al hecho de haber participado activamente en rescatar al presidente electo de Venezuela, en el que participaron por cierto, millones de anónimos más y decenas de conocidos militares de rango... Descarto que UD. Se refiera que “salvar Roma” quiera decir “No” a la Reforma Constitucional, o un enfrentamiento con Hugo Chávez.
¿O será que “salvar Roma” para Usted sea el sacrosanto e indescifrable Socialismo del Siglo XXI?
Ya acá si va a perdonarme, porque no soporto una gota más: Me resulta intolerable las definiciones múltiples, coloridas y engorrosas del Socialismo del Siglo XXI. Ese Socialismo del siglo XXI no le alcanza ni a la temprana Socialdemocracia del siglo XX de la cual la Luxemburgo hubo deslindarse .No encuentro un solo elemento renovador, de avance en las miles de definiciones que he escuchado. Algo común es que este socialismo democrático y dulce puede llegar a convivir con la propiedad privada y hasta con el orden burgués. El Gral. Baduel lo señaló en su célebre Conferencia del 18 de de Julio. En este aspecto considero que sí deberíamos apartarnos de la ortodoxia marxista que considera que la democracia con división de poderes es solamente un instrumento de dominación burguesa2 y para argumentarlo usa un planteo del Presidente Chávez en una entrevista concedida a Manuel Cabieses, Director de la revista Punto Final. Dijo Chávez: En la línea política uno de los factores determinantes del Socialismo del Siglo XXI debe ser la democracia participativa y protagónica. El poder popular. Hay que centrar todo en el pueblo, el partido debe estar subordinado al pueblo. No al revés.
Pero realmente esta definición de la democracia en el susodicho Socialismo es diametralmente opuesta a la de los tres poderes burgueses. Le hubiese yo pedido a Hugo Chávez que me definiera la palabra pueblo....Y como a mí me la definió Fidel en pleno siglo XX en el acto de defensa por el asalto al Cuartel Moncada, conocido como La Historia me Absolverá y como Chávez considera a Fidel Castro “el padre de todos los revolucionarios del Continente”, entonces asumo que la definición de pueblo de Chávez deba ser muy cercana a la de su camarada cubano. Dijo Fidel : Nosotros llamamos pueblo si de lucha se trata, a los seiscientos mil cubanos que están sin trabajo (...); a los quinientos mil obreros del campo(...); a los cuatrocientos mil obreros industriales y braceros (...), a los cien mil agricultores pequeños, que viven y mueren trabajando una tierra que no es suya, para morirse sin llegar a poseerla, que tienen que pagar por sus parcelas como siervos feudales (...); a los treinta mil maestros y profesores (...); a los veinte mil pequeños comerciantes abrumados de deudas, arruinados por la crisis y rematados por una plaga de funcionarios filibusteros y venales; a los diez mil profesionales jóvenes: médicos, ingenieros, abogados, veterinarios, pedagogos, dentistas, farmacéuticos, periodistas, pintores, escultores, etcétera, que salen de las aulas con sus títulos deseosos de lucha y llenos de esperanza para encontrarse en un callejón sin salida, cerradas todas las puertas,(...) ¡Ése es el pueblo, cuyos caminos de angustias están empedrados de engaños y falsas promesas6
Claro eso era la Cuba de 1953 y no la Venezuela del 2007, pero lo importante es ver que en esa definición de pueblo “si de lucha se trata”, no hay nada que nos recuerde al orden burgués. El Socialismo EN el siglo que estamos deberá superar esa frase e incluir otros estratos sociales, pero nuca ir atrás y pedir prestado al siglo XVIII la definición de pueblo, pues entonces no sabremos poner en hora nuestros relojes históricos.
Charles Louis de Montesquieu fue grandioso, sin dudas. La influencia de la Ilustración llegó a tierras americanas y sus lecturas abrieron paso a los caminos de la independencia ¡Pero quién más leyó a los enciclopedistas, quién más admiró la revolución francesa, la cúspide más alta que aprehendió de aquellas fuentes, fue....Carlos Marx! Marx supo un poquito más del siglo XVIII que Baduel y los renovados liberales de izquierda, y sus teóricos, o sea que si queremos superarlo....superemos pues a Carlos Marx, superemos la “ortodoxia marxista” pero yendo para delante y no como el cangrejo., porque no nos alcanzaran los psicoanalistas para entender el mundo.
Y no sólo la ilustración llegó a tierras americanas para ayudarnos en la empresa de la revolución: Las ideas del socialismo nos llegaron desde finales del XIX y nos hicieron engrandecer las ideas de la Ilustración. Comenzando por José Martí sin dudas.
A principios del XX el marxismo latinoamericano no necesito traductores; forma parte de nuestra cultura política continental José Carlos Mariátegui, Julio Antonio Mella, El Che Guevara ¿Qué eran? ¿patriotas? ¿europeos? Eran marxistas enraizados en Latinoamérica.
¿Y en virtud de qué sofisma o teorema o definición habrá que aceptar que la división de poderes burguesa deba convivir con el socialismo? ¿Bajo qué argumento?
Fue precisamente Julio Antonio Mella quien en tempranísimo tiempo nos alertó: “Los revolucionarios de las Américas que aspiren a derrocar a las tiranías de sus respectivos países no pueden desconocer esta verdad; los que aparenten desconocerla es porque su ignorancia, o su mala fe, les impide ver la clara realidad.... no pueden vivir en los albores de 1789. A pesar de los conflictos de algunos, la humanidad ha progresado. Y para realizar la revolución en este siglo habrá que contar con un nuevo factor: las ideas del socialismo, que con un matiz u otro, se arraigan en todos los rincones del globo7.
Hay un peligro en estos momentos tan grande o mayor que el estalinismo que nos dejó paralizados....y es que muchos con tal de hacer un puente para evitar a Stalin caen en el más simplón de los reformismos.
No es el caso de estas Reformas a la Constitución Bolivariana, todo lo contrario. El propio Baduel se encargó de decirnos el 5 de noviembre: Invito a todo el pueblo venezolano a que lea el proyecto de reforma y se de cuenta que la magnitud de los cambios que se están proponiendo no se corresponden con un proceso de reforma sino que es un planteamiento en su contra8 ¡Uy! A la buena de Rosa Luxemburgo le habría encantado escuchar esto: Solo hay una palabra que para ella se contraponía a la reforma: La revolución.
Si el socialismo del siglo XX teóricamente está definido por Stalin, y para librarnos de esa pesadilla tenemos que resguardarnos en el paraguas de la Ilustración, vamos a derrochar al menos un siglo de luchas revolucionarias y de batallas sin cuartel por la verdadera democracia de manos de los mejores revolucionarios del mundo.
En cuarto lugar que el General procura ocupar el centro político del país... ¿se refiere UD. a que logre convencer a los indecisos que la revolución de Chávez es inviable? ¿De capitalizar poder político para técnicamente ir contra la revolución? ¿El centro político del país son ésos que quieren retrasar el proceso revolucionario?
En términos de la “izquierda” y “derecha” que nos llega desde la Revolución Francesa el centro está geométricamente a la derecha de la izquierda. Sería legítimo incluso, que Baduel con su habitual discurso moderado, aspirase a convencer a ese espectro político...pero para el “Sí”. De otra forma con elemental lógica le está regalando (en caso hipotético que lo lograse) ese electorado... A la oposición ¿O será que realmente yo no comprendo el Socialismo del Siglo XXI y tal cual la Teoría General de la Relatividad en política existe la geodésica diseñada por la “Gravedad” y que ese centro político sea el verdaderamente revolucionario y no los que defienden el proyecto bolivariano con el rojo de sus camisetas, el de su sangre y sobre todo con el rojo de su ideología? ¿Puede ser que los indecisos que a la larga votarían como los niños bien, que vociferan mentiras en las calles de Caracas están más cerca del Socialismo Siglo XXI? Nada me queda ya por ver: recuerdo ahora aquel discurso donde Bush se dijo a sí mismo bolivariano.
En quinto lugar la batalla decisiva: No es una ruptura con el presidente la del Gral.....es una ruptura con el proyecto de país en la que la mayoría de los venezolanos ha trabajado desde el 2003. La oposición es eso....Hay oposición, porque....existe una posición. Chávez solo no configura ningún país. Chávez tan sólo es el portavoz más eficiente del movimiento telúrico más radical de este siglo, que sí efectivamente es el Siglo XXI
Baduel le está ofreciendo una batalla decisiva –en todo caso- a la consecución lógica de la revolución que él mismo ayudó a salvar en abril del 2002.
Por otra parte comparar en estos instantes a Simón Bolívar con Baduel es mucho más que arriesgado. Baduel sí tiene cuartel: los millones de dólares que maneja la oposición; esos que en los barrios ricos de Caracas tienen sus mejores cuarteles.
Lo grandioso de Bolívar no es que fuera un estratega militar de primer orden , como puede serlo Baduel (eso yo no lo sé), pero la memoria del Libertador permanece en nosotros por sus principios de independencia, antiimperialismo, aun primario y sobre todo la convicción latinoamericana....y que si algo le faltó fue tiempo para entender que las oligarquías locales no le permitirían jamás hacer de la Gran Colombia una patria libre, y que tan sólo los humildes del continente y los revolucionarios entenderían que ese sueño era mucho más que posible, era necesario Y le faltó entender que los Santander existen ...El nombre de Bolívar y el Baduel juntos no riman demasiado.
¡Ah sí! Decisiva sí es la batalla, pero no por Baduel, que en ésta es peón de segunda línea, con intenciones de poder (poder que UD. niega comparándolo con el Cónsul romano, símbolo de la humildad). La batalla es decisiva de un mundo contra otro. El Capital vs. una esperanza al final del túnel para el advenimiento de esa sociedad que prefiero no decir. Una batalla entre la dominación y la explotación vs. La liberación posible de nuestras tierras. Una batalla pues, que decide casi el futuro del planeta, como no se cansa nuestro Comandante en Jefe de decir.
Pero esta batalla, Profesor Dietrich la darán aquellos mismos que en la II Declaración de La Habana fueron convocados en las calles de mi ciudad...
“Esta epopeya que tenemos delante la van a escribir las masas hambrientas de indios, de campesinos sin tierra, de obreros explotados, la van a escribir las masas progresistas; los intelectuales honestos y brillantes que tanto abundan en nuestras sufridas tierras de América Latina; lucha de masas y de ideas; epopeya que llevarán adelante nuestros pueblos maltratados y despreciados por el imperialismo, nuestros pueblos desconocidos hasta hoy, que ya empiezan a quitarle el sueño”9.
Sí: allá cuando el socialismo no tenía siglos ni, fechas. Eso se dijo en pleno siglo XX y es eso mismo lo que estamos librando ahora.
Los que en virtud de Telesur pudimos ver la XVII Cumbre Iberoamericana disfrutamos con placer desbordante, cómo muchos comenzaban a perder el sueño y la compostura.
Esa batalla anunciada por Fidel Castro décadas atrás es la que sí será decisiva; antes; durante y después del dos de Diciembre y además de decisiva será...permanente.
En esta batalla decisiva en el mejor de los casos el general Baduel jugará un oscuro y triste papel, por más que los medios del mundo lo reclamen....muchos podemos dejarnos engañar por los medios de comunicación. La historia, jamás.
En sexto lugar Profesor debe preocuparles a sus muchos lectores, entre los que me incluyo, el hecho de que Venezuela entra en una fase de incertidumbre.
Acá deberé tener cuidado, pues el Profesor es muy cuidadoso con el lenguaje y utiliza habitualmente la terminología de las ciencias exactas ¿A qué le llama el Profesor incertidumbre al término simple de la palabra que en castellano puede significar indeterminación? O al Principio de Incertidumbre de Heisenberg a saber Das Unbestimmheitsprinzip del ilustre físico alemán.
De ser la primera acepción estaríamos diciendo que gracias, y sólo gracias al General retirado, la revolución bolivariana ha caído en las dudas. Según mi ver de este lado es todo lo contrario. Si Hugo Chávez y los revolucionarios mantienen la coherencia actual, la coherencia en la entrevista ofrecida a Venezolana de Televisión (Contragolpe)10 por Chávez donde planteó: Baduel ha pasado a ser un peón de ese juego. Es parte de un plan, sin duda alguna, que pretende llenar de violencia las calles de Venezuela, el cielo está más despejado.
Con Baduel, fuera del “chavismo” al menos a mí me van quedando las cosas mucho más claras. Ojala y todo aquel que se oculta hoy bajo las alas protectoras de la revolución, sin estar en sintonía ideológica con ella, empezara a hacer lo mismo. Podrá ser más doloroso que un antiguo camarada de armas y convicción ahora esté en otro lado...pero la incertidumbre es mucho menor. Ya sabemos como bailan al son de las Reformas. Baduel está siendo consecuente con sus planteos de julio del 2007. No quiere el socialismo, o dice que no sabe cuál socialismo está haciendo Chávez (Como si tuviéramos en el mostrador del mundo demasiados socialismos.Ojala así fuera. Está claro que al menos algo mínimo de “ortodoxia marxista” debería estar en el socialismo ¿O no? ¿O es mejor Saint-Simon y Fourier con el socialismo utópico o de tanto nombrar el socialismo cristiano nos referimos a los ideales de Jesús de Nazaret que fue sin dudas el primer revolucionario o concretamente al movimiento inglés que a mediados del siglo XIX fundó el movimiento “socialismo cristiano”? No debemos caer en la ortodoxia marxista, mas el marxismo concretó y le dio cabeza científica a esas buenas ideas. ¡Por supuesto! Enriquecido por miles y miles, repensado, reajustado, como quieran, pero deberemos llegar a un punto común en nuestro lenguaje. Lucha de clases, toma del poder, socialización de los medios fundamentales de producción ¡algo en que estemos de acuerdo! Le decimos marxismo, porque algún nombre debe llevar. Pero sin Lenin, Rosa, Trotsky, Mariátegui, Gramsci, el Che...por sólo nombrar un par de ellos, sería incompleto y sería escuálido y por tanto inservible. Cada revolución socialista aportó más que nadie a la teoría marxista ¡Las revoluciones son las teóricas por excelencia! La rusa, la china, la cubana, la nica, Todas estas revoluciones aportaron nuevas ideas, y malas también, más forman parte de nuestro observatorio, escaso quizás, pero el que tenemos.
El Socialismo del Siglo XXI secuencialmente, debería apostar por encaramarse encima de estas experiencias, superarlas, no antecederlas. Pero en fin puede ser un juego esto de tiempo y espacio.
Ahora si el Profesor Dieterich, de se hubiese referido al Principio de Incertidumbre o Indeterminación de Heisenberg es otra cosa.
El Principio de Incertidumbre reza a muy grosso modo de la siguiente manera: en las partículas elementales (micro mundo), no puede usted medir con la misma precisión dos magnitudes ligadas entre sí, digamos la posición de una partícula y su momento lineal (su velocidad, más o menos).Mientras más quiera “saber” de una,.más se “pierde” de saber de la otra. El producto de los errores de la medición de ambas magnitudes (de las incertidumbres) no puede ser ¡por principio! menor que cierta cantidad finita que es la constante de Planck (h), la cual es por demás extraordinariamente pequeña11.
Entonces, si es ésta la acepción del Profesor con la palabra incertidumbre, sin dudas mi medición tiene una magnitud casi indefinida, pues la definición de que el “Sí” al Referendo a las reformas constitucionales es la única opción verdaderamente revolucionaria (en cualquier acepción de la palabra revolución), que para avanzar al Socialismo por esa vía “pacífica”, es lo que más podemos hacer. Lo tengo casi 100% asegurado. Muchas otras magnitudes deben estar indefinidas pues. Pero con gusto, y seguridad lo asumo.
Aprovecho para apuntar otra cosa: Mis relativas dudas que sólo por la vía pacífica pueda llegarse a una sociedad plenamente socialista. Tengo la misma duda del Che cuando dijo: ¿Es posible o no en las condiciones actuales de nuestro continente lograrlo (el poder socialista, se entiende) por la vía pacífica?
Nosotros contestamos rotundamente: En la mayoría de los casos no es posible12...pero eso sí es una duda que de seguro la Venezuela bolivariana nos aclarará...Además ya observamos por ahí que tan pacíficas no andan las cosas por allá. Por fortuna armas tenemos, en caso de ser necesarias.
Y ya por último en séptimo lugar sí quedo estupefacta con UD. Profesor: ¿Alianza estratégica entre Chávez y Baudel? Reconozco mi total incapacidad para entender asuntos de la llamada política entre bambalinas; aun así sería la peor noticia para los revolucionarios, para los verdaderos socialistas, para los comunistas, para los anarquistas comprometidos, para trotskistas , maoístas, cristianos, ecologistas, alter mundistas...para todo aquel que considera que la verdad , el honor y la consecuencia no son valores de papel, que son valores que funcionan, a los que nuevamente han tomado fe de que es posible gobernar sin mentir y sin traicionar, a los que vemos crecer la isla irredenta de Cuba en las orillas del Orinoco y en las amplias llanuras de la Venezuela revolucionaria, la peor noticia , reitero sería que el Comandante Chávez contemple, aunque sea una vez para poder ganar el “Sí” una alianza con quien ha traicionado la confianza en la revolución.
Además ofrezco otras razones:
1) La menos importante: Chávez y la revolución no necesitan de los votos que pueda acarrear Baduel... Veamos el siguiente silogismo aristotélico:
Según Dieterich Baduel ha reforzado a todas las fuerzas del “No”, desde los radicales hasta los moderados.1 O sea ha reagrupado a un electorado en contra del “Si”. Por otra parte el gobierno no ha logrado reducir el bloque opositor, que tiene una base dura de alrededor de 35 a 40 por ciento de la población1. A ese 35 % Baduel, según Dieterich le ha sumado con su “bendita” conferencia de prensa del 5 de Noviembre y con su astucia en el arte militar, un por ciento extra del electorado. Muy bien, con estas hipótesis, ¿bajo qué marco de negociación maquiavélica pudieran entrar los dos contendientes del Profesor?
A no ser que Chávez en los próximos días que quedan comience a llamar a votar por el “No” a las Reformas a la Constitución, suministrando Valium, Litio, éxtasis y cocaína por los acueductos de Venezuela; no veo cuál pueda ser la negociación entre ambos.
Por otra parte, aunque Chávez le prometa el Potosí a Baduel, y éste en un zigzagueo más abrupto que una montaña rusa, reenvite a votar por el “Si”, esto no cambiaría la posición del electorado del “centro político” en tiempo tan breve, pues Baduel no es para nada Mahoma o Cristo Rey, o el Mago de Oz
Hay que recordar una vez más que no se trata de un te doy y tú me das. El referéndum es 0 o 1, lógica digital. La negociación pudo estar en la Asamblea Nacional en relación a los 69 artículos, pero ahora el paquete es completo. Lo tomas o lo dejas.
Baduel para lo único que servirá es de paño de lágrimas a los arrepentidos y dudosos que de pronto tienen a un mísero líder que sale de las propias entrañas de la revolución. Pero aquellos en el silencio y oscuridad de las urnas ya votarían por “No”, con o sin Baduel.
El abstencionismo será instrumento de la oposición, que lo manejará según las encuestas. Baduel es un peón más de ella.
2) Las matemáticas anteriores es, como decía lo menos importante. A los que UD. llama radicales, están lastimosamente equivocados y muy caro pagarán la equivocación., pero por razones bien diferentes a las de Baduel. Con sus posiciones están de alguna manera invitando a sus camaradas a votar por el “No” o a la abstención, aunque no lo digan públicamente. Mas han tenido desde el principio una posición consecuente. Errónea, pero consecuente. Mucho hemos discutido con ellos, son militantes a los que les gustaría una profundización mucho mayor de las Reformas Constitucionales, que según ellos no apuntan al socialismo. Aunque en mi modesta opinión estos compañeros (porque estos son compañeros), están terriblemente equivocados. Pero a diferencia de Baduel, ni son traidores, ni juegan cartas ocultas. Horas de discusión hemos tenido con ellos y ojala en el calor de ese 2 de Diciembre, donde todo puede suceder ellos reconsideren su voto. En nombre de lo más profundo les invito a reconsiderar esas posiciones
¡Y se lancen a la lucha revolucionaria que se abre en Venezuela después del 2 de diciembre!
Por eso sería una verdadera ironía que Chávez el revolucionario militar y audaz de aquel 4 de Febrero de 1992, pactara con la derecha y despreciara a la ultra izquierda.
Sé por desgracia (y por ello sufro) que estos radicales servirán indirectamente la mesa de la oposición, pero lo harán con razones diferentes a las de Baudel. Por desgracia las boletas son frías y blancas y nunca sabremos cuántos fueron los revolucionarios que con una visión errada y a mi juicio sectaria dijeron “No” Ese "No” estaría en la pila de la derecha al lado de la oligarquía, los escuálidos y ahora de Baduel.
Todavía guardo fe en ellos, pues ellos, Profesor Dieterich SI tienen puntos de negociación con Chávez, a diferencia de vuestro General. Ambos “bandos” son revolucionarios; por tanto del mismo lado de la barra puede uno llegar a entenderse.
3) Y aun así si ese día de diciembre Dios hubiese dormido mal, si por alguna situación concreta sus vaticinios del principio de incertidumbre fueran verdad y en la paradoja del Gato de Schrödinger13 de la mecánica cuántica nos jugara una mala pasada, y el gato al abrir la caja estuviese muerto. Es decir que venciera el “No” que es el “No” a la esperanza, que es el “No” hacia otra ruta posible para la Gran Colombia y para el mundo; entonces es preferible que Chávez perdiera sin hacer alianzas con nadie. Aun así sería victoria, pues quedaría una fuerza beligerante en Venezuela y América. Que las urnas no son la única vía para la victoria, pero si Chávez firma un pacto con la traición, aunque gane el “Si” ningún revolucionario que respete la raíz de esta palabra volvería a confiar en él y ese “Si” sería un “Si” de vergüenza.
Es preferible un No sin Baudel, que un “Si” con él.
Si perdemos en las Reformas, con la dignidad y con las ansias con que regresó “del Perú nacionalista cargado de inquietudes, angustias y deseos de hacer algo” como describiera Modesto Guerrero14 en su libro, el que por cierto leído en estos instantes parece que formamos parte integrante de esa vida, esos sueños y esas angustias, aun si perdemos,¡Ganamos!,porque no morirá la revolución y su esencia actual que radica en la furia limpia y en la exaltación patriótica que ha acompañado a Chávez desde que alguna vez trató de perseguir el sueño americano nos seguirá acompañando con su impenetrable magia. Magia real, que es el sustento de esta región del mundo que un Rey europeo osó mandar a callar.
Si pacta con Santander, sería uno más en la larga lista de políticos de la vieja usanza.
Gracias por su remedio para el “Sí” Profesor Dieterich y le contesto...no con Trotsky, para que no me acusen unos, y no con el Che... para que no me acusen los otros. Tan sólo le contesto con el alma más elevada de América; la pluma más fiel y dulce del modernismo americano José Martí, con el que empató sin dolor y con coherencia patria y socialismo:
Los remedios son impotentes cuando no se calculan en relación con la fuerza y urgencia de las enfermedades. La política es una ocupación culpable cuando se encubren con ella, so capa de satisfacciones indebidas, la miseria y desdicha patentes, la gran miseria y la gran desdicha, del pueblo que los soberbios y los despaciosos suelen confundir con su propia timidez y complacencia. Y si por ventura, como puede suceder no se tiene fe en el mínimo recurso abierto para la cura urgente y radical; si por ventura se estuviese convencido de que el alivio aceptado no llega, ni por sus componentes puede llegar nunca, a donde llega el mal terrible, algo habría tan grave como el mal, la responsabilidad de los que a sabiendas recomendaron el falso remedio.
Esto lo dijo Martí en plena Revolución, cuando le recomendaban entender razones con los autonomistas “el centro político” de aquellos tiempos. Y continúa.
El país va a donde debe; y fuera de él, dejando a un lado pueriles satisfacciones, se calla lo que no es preciso decir. Mucho daño hace en este mundo la cobardía; mucho la indecisión; mucho la lírica gubernamental, y la política importada. Llorar con el país es necesario, retorcerse con él por la tierra, y oír, con el alma a las sepulturas, lo que la tierra dice. Los pueblos continúan: no retroceden15.
Profesor Dieterich: Estamos ante una de esas grandes disyuntivas:
Rojo o blanco, Dietrich, dos esquinas del ring El General Baduel se colocó por su propia conciencia en la esquina blanca, al lado de la oposición más retrógrada de ese país..En la roja está Chávez y la esperanza bolivariana de América.
Allí en esa esquina estamos la gran mayoría de los revolucionarios del mundo.
La última pregunta que me hago Profesor... ¿En cuál esquina estará Usted?

Celia Hart
Rebelión
18-11-2007

Referencias

1 Heinz Dieterich (Para Kaos en la Red) [08.11.2007 04:55]

2 Raúl Isaías Baduel. Palabras pronunciadas en el acto del cese de sus funciones como Ministro de Defensa de la República Bolivariana de Venezuela 6 de julio 2007

3 Jorge Martín Palabras pronunciadas durante la Escuela de Verano de la Corriente Marxista Internacional. España 2007

4 Fidel Castro. Reflexiones... Juventud Rebelde 13 de noviembre 2007

5 Celia Hart Bolivarianos ¡A defender el mundo! ARGENPRESS 6 de noviembre 2007

6 Fidel Castro Bohemia 1956

7 JA Mella ”Venezuela Libre” (1925) (Obras Escogidas Ed. Politica 1975) pp79

8 Raúl Isaías Baduel Rueda de Prensa 5 de Noviembre 2007 ( eluniversal.com)

9 Fidel Castro. II Declaración de La Habana. Obra revolucionaria , No 5 febrero 1962

10 Hugo Chávez "Contragolpe" de Vanesa Davies en VTV.

11 Para leer sobre el principio de incertidumbre....Sin demasiada incertidumbre se puede utilizar cualquier libro de calidad de Física Popular (Carl Sagan por ejemplo) En el caso particular de esta nota se usó Paul Karson Tú y el mundo Físico . Editorial Labor (quinta Edición) 1961 Obviamente en los libros especializados en física teórica se encontraran los argumentos sólidos de este postulado.

12 Ernesto Che Guevara. “Tácticas y estrategia de la revolución latinoamericana”. Octubre – Noviembre 1962 (publicada en Verde Olivo el 6 de Octubre de 1968)

13 Simpática y famosa paradoja de la Teoría Cuántica, El experimento del gato de Schrödinger o paradoja de Schrödinger es un experimento imaginario , diseñado por exponer uno de los aspectos más extraños, a priori, de la mecánica cuántica. Supongamos un sistema formado por una caja cerrada y opaca que contiene un gato, una botella de gas venenoso, una partícula radiactiva con un 50% de probabilidades de desintegrarse y un dispositivo tal que, si la partícula se desintegra, se rompe la botella y el gato muere. Al depender todo el sistema del estado final de un único átomo que actúa según la mecánica cuántica, tanto la partícula como el gato forman parte de un sistema sometido a las leyes cuánticas. Mientras no abramos la caja, el gato está en un estado tal que está vivo y muerto a la vez. En el momento en que abramos la caja, la sola acción de observar al gato modifica su estado, haciendo que pase a estar solamente vivo, o solamente muerto. Se llama superposición cuántica. Aun así es muy controversial. Hawking dice que cada vez que escucha hablar de este gato trata de buscar su pistola...

14 Modesto Emilio Guerrero ¿Quién inventó a Chávez? Ediciones B Argentina 2007p 170

15 José Martí . Política insuficiente Patria 14 de Enero 1893 (Obras escogidas Ed. Política Tomo III 1981 p.179