domingo, 2 de noviembre de 2008

Palabras y un poema para Celia Hart Santamaria, in memorian

Desde el momento en que me enteré de queCeliase nos ha ido físicamente, no he podido dejar de llorar. Lloro de pena y de rabia, y maldigo a la vida y sus designios . Sé que ella ha dejado de pensar pero que no ha muerto.Porque su vida , sus ideas y su militancia consecuente y revolucionaria estarán siempre en nuestras vidas y en las de las generaciones futuras. Pero la certeza de que su alma de que su espíritu revolucionario se seguirá proyectando a través del espacio y del tiempo. En estos días y momentos no me sirve,no hace de que la rabia y el dolor sea menor. Ya no estará como antes su cercana presencia, o lejana presencia, pero espiritualmentesiempre ahí cerca y transparente. Con la palabra precisa y la sonrisa perfectaque pintaba la vida de colores y alegrias .
La certeza de que físicamente ya no estaráses la que me niego aceptar, porque me parece increíble de que sea cierto. Porque aun me parece oír tu voz y tu sonrisa llegando desde la lejanía a través de la telefonía ., Porque leo tus cartas y en ellas sigues viviendo. Me dices que me vas a regalar el prólogo para el poemario, que tú me lo vas a escribir. Luego como en un intento de retenerte sigo leyendo tus cartas y después de haber pasado un tiempome dices:
“’Entonces bajo hacia la guerra …perdón quise decir a la tierra” Silvio Rodriguez. Esta y una frase de Haydee Santamariaserán lo primero del prólogo .
Después me cuentas que un virus se había cargado el disco duro, fueron dos veces una antes de tu viaje a Canadá a la presentación de tu libro, y después cuando habías vuelto del viaje. A mi me hacía mucha ilusión que tú me prologaras el poemario y más aun siendo que tú con actitud de camarada y solidaria me lo regalabas. Siempre sospeché o más bien tuve la certeza de que no te gustaban los halagos. Así que nunca te conté el porque me hacía tanta ilusión tu prólogo, se lo conté al colaborador de Kaos en la red , el compañero Aníbal Garzón Baeza:
“Aníbal, el prólogo de Celia me hacía mucha ilusión, por varios motivos, uno es porque ella cuando le conté que por fin el poemario iba a ser editado me digo" yo te regalo el prólogo". El otro motivo es que siempre he admirado a Celia, como mujer, como revolucionaria, y como escritora. Además su vida esta tanto en el pasado como en el presente ligada a la revolución Cubana, por todo lo que ella representa.
En fin Aníbal, que más puedo decirte? creo que me entiendes perfectamente el porque soñaba con la ilusión de ver en la portada del libro; prólogo de Celia Hart Santamaria.”
Y ahora que el poemario ya se va a editar. Dime a donde te lo envío? Creo que a la vida. porque si bien es cierto que por esas cosas del destinono va estar prologado por ti, tu espíritu va estar en él. porque él canta a los tiempos de amor y a los de lucha. Canta a los que que luchan toda una vida… a los imprescindibles y tu eres una de ellos. . Y porque las palabras que llevan en si las ideas de que un mundo mejor es posible pueden convertirse en actos, a los ojos y oídos de millones de seres que aún luchan con esa convicción, con esa ilusión. Y tú Celia en cada palabra y en cada acto de tu vida ibas sembrando las palabras de la revolución permanente, para que germinen una roja alborada.
iA tus hijos José Julián y Ernesto, a tu padre Armando Hart Dávalos la condolencia con todo el dolor de mi alma . Y la fraternidad de todas y todos los revolucionarios a los tu Celia distela alegría de conocerte , de amarte.. de quererte .
Celia te dejo este poema que te escribí hace un tiempo.. cuando tu voz, tu sonrisa , tus palabras eran un regalo que llegaba como la luz al día. Y hoy en este dolor que viste mi alma de luto y que me acompaña con el silencio de los cementerios. Con toda la ternura del mundo va para ti volando al encuentro de tu alma.

Un poema para Celia Hart Santamaria, in memorian

IMPROVISACIÓN EN C MAYOR

Te escribo y lo que te digo tiene sentido, emoción,

tiene la magia y el embrujo que viene del corazón.

Te escribo porque me gustas

y no lo puedo evitar

te tengo dentro de mi alma

y no te puedo sacar.

Cuando leía tu nombre, tus obras,

tus escritos, nunca llegué a imaginar

que en días venideros trataría de encontrar

las palabrasque expresaran lo que

te quiero cantar.

Entre tu alma y la mía...

Dos mundos en sí diferentes...

Distancias…

Sueños…

Ilusiones…

Tú eres la melodía de una canción de

Silvio Rodríguez....

una isla de sueños e ilusiones....

la brisa fresca de la revolución permanente.

Tú eres historia.

pasado, presente, futuro.

Yo acaso un rumor que el viento

de vez en cuando comenta.

Norton Contreras Robledo