jueves, 25 de abril de 2019

No al acoso a Cuba

La ley Helms-Burton arrecia el bloqueo

Fue Bill Clinton en 1996, quien buscando dar el "golpe de gracia" a Cuba, recrudeció el bloqueo con la Ley Helms-Burton, momentos en los que la Isla buscaba salir del fiero periodo especial luego del colapso de la Unión Soviética. Ahora Trump busca finalizar la misión inconclusa de Clinton.
El llamado "periodo especial" fueron los años en que Cuba sufrió una brutal crisis por la caída del campo socialista. Perdió a sus principales socios económicos y comerciales, pues el bloqueo norteamericano le impedía tener otras relaciones comerciales y financieras con países capitalistas.
Era el año 1995, Cuba intentaba superar la difícil situación y uno de los mecanismos fue la promulgación de la Ley de Inversión Extranjera, para atraer capital extranjero y tecnología. Estados Unidos por su parte buscaba mecanismos para impedirlo.
Alentado por la más rancia oposición cubana, Clinton rubricó la Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática o 'Ley Libertad', más conocida como Helms-Burton pues creía oportuno el momento para doblegar al pueblo cubano.

El contexto histórico incumbe

A sabiendas que "En esos últimos cinco años la economía de Cuba había experimentado una reducción de al menos un 60%", Estados Unidos ofrecía en esa ley la 'ayuda' necesaria, si Cuba posibilitaba un "gobierno de transición" con un cambio político vigilado muy de cerca por EEUU.
La desaparición del bloque socialista a inicios de los años 90, dejó al mundo en manos del neoliberalismo, que en su auge reconfiguró el globo hacia la unipolaridad, privatizó, cerró fábricas, disparó el desempleo y subempleo e incrementó las deudas públicas de los países a niveles nunca vistos.
En ese contexto Cuba, aislada comercialmente, sería una presa fácil, pensaron, pero se equivocaron.

La ley Helms-Burton arrecia el bloqueo

El bloqueo a Cuba iniciado en los años 1960 implica durísimos castigos por parte de EEUU a países y empresas que pretendan mantener cualquier relación comercial con Cuba. Prohíbe además otorgar créditos, concesiones, precios preferenciales, reducción de aranceles, etc.
Como la energía es vital para el funcionamiento de una economía, la ley Helms-Burton dispuso vigilar de cerca que se retire de Cuba todo experto o técnico del exbloque socialista, que pudiera permitir a la Isla poner en funcionamiento plantas de energía nuclear.
La Helms-Burton establece que después que logren instaurar su ansiado "gobierno de transición" se otorgue a Cuba ayuda alimentaria, medicina, equipos de asistencia ante emergencias energéticas, etc. En otras palabras, ahogarla primero para luego "auxiliarla".
Para muestra un botón: los daños acumulados por el bloqueo durante casi seis décadas de aplicación, alcanzan la exorbitante cifra de 933.000 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional.
Para tener una idea del monto, ese es el valor actual aproximado de la empresa Apple en el mercado.
Entre 2017 y 2018 el daño por el bloqueo es de más de 4.000 millones de dólares, según el informe oficial de Cuba, amparado por la resolución 72/4 de la Asamblea General de la ONU, titulada "Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EEUU contra Cuba".

Dime con quién andas….

El presidente Trump designó a Mauricio Claver-Carone en el cargo de asistente especial del presidente y director principal de la división de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos en el 2018.
Claver-Carone fue uno de los mayores oponentes a las políticas del presidente Obama en su acercamiento a Cuba. Ejerció como director ejecutivo de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional (FMI), además es impulsor del Diario de Cuba.
El referido diario ha publicado ya una lista de posibles bienes a ser "reclamados" al amparo de la ley Helms-Burton.
El aeropuerto José Martí, la aerolínea Cubana de Aviación, terrenos del Megapuerto de Mariel, El muelle de cruceros de puerto de La Habana, Puerto de Santiago de Cuba, playa de El Salado, las playas de Gibara y Yaraguanal en Holguín, la destilería de Santa Cruz del Norte, cervecería Tropical y hotel Manzana Kempinski, componen dicha lista.
Claver-Carone es mano derecha de John Bolton, actual consejero de Seguridad Nacional de EEUU, quien tiene un historial largo de odio a Cuba y Venezuela.
En el año 2002 Fidel Castro fustigó a John Bolton "que no pretenda dar a Cuba lecciones de política y ética" cuando el entonces subsecretario de Estado para asuntos de control de armamentos acusó a Cuba de poseer armas biológicas, lo que nunca pudo demostrar.
Es ilegal aplicar leyes nacionales en otros territorios
Debe quedar claro que no existe norma internacional que otorgue a ningún país el derecho de aplicar sus normas sobre otro país.
Estados Unidos, irrespetuoso total del derecho internacional y de la soberanía de los países, se siente impune de continuar tomando acciones contra países que no se someten a sus designios.
La decisión de atacar ahora con más saña a Cuba ha llegado al extremo que viola el derecho de miles de familias cubanas que reciben remesas. El Gobierno norteamericano ha anunciado que las limitarán a mil dólares por persona por trimestre.
"A partir del 2 de mayo, en virtud del Título III de la ley Libertad, los ciudadanos de Estados Unidos podrán presentar demandas contra las personas que comercian con propiedades confiscadas por el régimen cubano", anunció en su cuenta de Twitter el secretario de Estado Mike Pompeo.
En Europa y otros países este anuncio ha causado revuelo pues posiblemente afectará a empresas españolas, canadienses y británicas que tienen inversiones en Cuba, que tendrían que enfrentar procesos legales en Estados Unidos, además de restricciones de visado.
Inmediatamente algunos personajes ya ven un negocio redondo, como es el caso de José Ramón López, quien se atribuye ser heredero del aeropuerto José Martí y no ha demorado en agradecer a Claver-Carone por las acciones.

Denunciar el inhumano bloqueo

Han pasado casi 60 años y al parecer nos hemos acostumbrado a que el bloqueo existe y hay que convivir con eso. Cuba todos los años nos lo recuerda en la votación de la ONU, y los países asisten para votar en contra del ilegal bloqueo.
Estos días la prensa internacional ha hecho énfasis en el Título III de la ley Helms-Burton, pues afectará a empresas que hacen negocios con Cuba. Pero debe quedar claro que las cosas van más allá de eso. Se trata de un incremento sin precedentes del bloqueo.

Callar nos hace cómplices

El mundo atraviesa momentos decisivos, donde Estados Unidos busca implantar su unipolaridad.
Son tiempos en los que el individualismo y el sálvese quien pueda buscan imponerse ante la solidaridad y el bien común.
La humanidad necesita construir un mundo donde todos tengamos cabida, pese a las diferencias. Apoyar a Cuba y rechazar el bloqueo es parte importante de esa tarea.

María Luisa Ramos Urzagaste
Sputnik mundo

martes, 23 de abril de 2019

Soñando en Miami

Luego de tres meses de amagos y amenazas y en un escenario doble -el Departamento de Estado en Washington DC y un teatro de Miami- finalmente la Administración yanqui anunció lo que se propone hacer para intensificar su guerra económica contra Cuba.
El día 17, a media mañana en breve ceremonia, apenas unos minutos, en la capital, el Secretario de Estado Mike Pompeo hizo saber que aplicarán completamente el Título III de la Ley Helms-Burton. No ofreció mayores explicaciones aunque sí dijo que a partir del dos de mayo los “cubanoamericanos” podrán actuar ante los tribunales de Estados Unidos contra quienes utilicen de algún modo las propiedades que, alegan, fueron suyas o de sus familias.
No hubo preguntas ni fue entregado algún texto que respondiese a las interrogantes que semejante decisión debía provocar entre quienes recuerden que durante veintitrés años –Clinton, W. Bush, Obama y el propio Trump– habían adoptado una posición contraria a lo que ahora se anuncia.
Se produjeron inmediatamente declaraciones oficiales de España, Canadá, México y de las autoridades de la Unión Europea que, además de protestar advirtieron que adoptarán las medidas que sean necesarias para neutralizar cualquier intento de dañar sus legítimos intereses y recordaron que están en capacidad de hacerlo tomando en cuenta que no son pocas las inversiones norteamericanas en sus países.
El espectáculo más notorio fue reservado para Miami y John Bolton, Asesor Nacional de Seguridad, desempeñó la función principal. Su auditorio eran los integrantes de lo que queda de quienes fueron parte de la Brigada 2506, o sea, los restos del grupo invasor que 58 años atrás fue derrotado por el pueblo cubano en 66 horas.
Bolton repitió lo antes dicho por Pompeo respecto a las demandas judiciales y anunció asimismo la reimposición de severas restricciones a los viajes de los cubanoamericanos a su país de origen y a las remesas que envían a sus familiares en la isla, medidas estas que antes aplicó W. Bush y generaron el rechazo de la inmensa mayoría de esa comunidad lo cual ha sido reflejado desde entonces en las elecciones del Condado Miami-Dade.
El show miamense fue tan patético como grotesco.
Los viejos y cansados veteranos fracasaron cuando eran jóvenes, y organizados por la CIA y con el apoyo de las fuerzas armadas yanquis fueron a Cuba a recuperar “sus” latifundios, “sus” fábricas y “sus” mansiones. Ahora Bolton les promete que, finalmente, la quimera será realidad.
El espectáculo lo resumió Nicolás Gutierrez Castaño: “Ni en nuestros sueños más febriles pudimos concebir que un gobierno de Estados Unidos lo haría. Ninguno lo hizo nunca. Olvídense de Reagan. Olvídense de Bush”.
Emocionado, el habilidoso abogado gestor de la Helms-Burton, cree llegado el momento de “recuperar” las cuantiosas propiedades que robó su bisabuelo.
Soñador desaforado, Bolton, por su parte, invitó a hacer un brindis por la Doctrina Monroe que, según él, está viva y saludable.
Embriagados, “celebrando” su fulminante derrota, los invitados al extraño banquete, lo aplaudieron con delirio.
Es hora de hacerlos despertar.

Ricardo Alarcón de Quesada
Por Esto!

domingo, 21 de abril de 2019

¿New York Times, CNN, Forbes? Ya lo dijo teleSUR




Hasta que no lo publicaron tres medios del sistema -el Times, la CNN y Forbes- no fue más que “propaganda chavista”. Pero fue lo que sostuvo, desde el primer momento, el medio multiestatal teleSUR. Una ventana a la verdad frente a las mentiras creadas en los centros imperiales. Espacio "Contratuit", en Cubainformación TV.

jueves, 18 de abril de 2019

Abriles trascendentes en 200 años de la república naciente ayer y triunfante hoy

Y para más concatenación dialéctica de los acontecimientos en la historia de Cuba, el 10 de abril de 2019, se proclamó una nueva Carta Magna de la República de Cuba, precisamente durante el 150 aniversario de la Constitución primera y de la fundación de la República de Cuba en armas.

Existen hitos descollantes que merecen ser destacados para que la luz histórica permita que se guarden en la memoria de las generaciones presentes y futuras con ese halo misterioso que les imprime el sello de la grandeza y la inmortalidad.
Un abril, específicamente, El 18 de abril de 1819, nació en Bayamo Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, quien en el devenir histórico todavía impacta a las generaciones actuales de cubanos pues continúa siendo, como ha expresado Eusebio Leal, “la piedra angular. Siempre lo dije cuando choqué con su diario y su naturalezas de hombre y político. Estoy convencido de su valor ejemplar”.
En el bicentenario de su natalicio todavía parece que resuenan y se escuchan sus palabras rebeldes meses antes de su levantamiento armado, y que mantendrán siempre su vigencia: “ A un pueblo desesperado no se le pregunta con qué pelea. Estamos decididos a luchar y pelearemos aunque sea con las manos. Señores: la hora es solemne y decisiva. El poder de España está caduco y carcomido. Si aún nos parece fuerte y grande, es porque hace más de tres siglos que lo contemplamos de rodillas ¡Levantémonos!”.
El 10 de octubre de 1868, se lanzó a la lucha desde su ingenio Demajagua, con pocos hombres y armas, y poco a poco la guerra por la libertad y la independencia de Cuba se fue extendiendo como fuego inextinguible en el seno del pueblo cubano.
Sólo 6 meses después, el 10 de abril de 1869, los líderes de la Revolución, en aras de la unidad y de sus propósitos libertadores y de fundación republicana, se reunieron en el poblado de Guáimaro en Camagüey en una Asamblea Constituyente, presidida por Céspedes, y quien pocos días después cumpliría sus 50 años de edad. En ese escenario se redactó y aprobó la primera Constitución de la naciente república bautizada como República de Cuba, se eligió a Carlos Manuel de Céspedes como su primer presidente, a la Cámara de Representantes y su presidente y al General en Jefe del Ejército Libertador, así como se escogió la bandera que representaría a la nación cubana, que sigue siendo la actual. Y la diseñada y enarbolada por Céspedes, que presidiría la sesiones de la Cámara de representantes, máximo órgano político de la república, y cuyo legado se conserva hasta hoy.
Fue en ese escenario que el 11 de abril Céspedes se dirigió al pueblo en estos términos que asentó en el plano político e ideológico a la República surgida de la revolución cubana contra el colonialismo español: Y expresó para su tiempo y los tiempos futuros lo siguiente:
“ Cuba ha contraído, en el acto de empeñar la lucha contra el opresor, el solemne compromiso de consumar su independencia o perecer en la demanda: en el acto de darse un gobierno democrático, el de ser republicana.
Este doble compromiso, contraído ante la América independiente, ante el mundo liberal, y lo que es más, ante la propia conciencia, significa la resolución de ser heroicos y ser virtuosos.
Cubanos: Con vuestro heroísmo cuento para consumar la independencia. Con vuestra virtud para consolidar la República. Contad vosotros con mi abnegación.”
Fue en ese escenario y circunstancias también, en que se constituía la República de Cuba en Armas, que se levantó la voz de una mujer camagüeyana con un mensaje sui generis de liberación. El suceso ocurrió el 14 de abril, en la plaza del poblado de Guáimaro, cuando Ana Betancourt, pronunció un discurso en el que solicitó al gobierno y la nación la emancipación de la mujer. Carlos Manuel escuchó con admiración los argumentos expuestos por aquella ciudadana, que se adelantaba a su tiempo e introducían un elemento adicional entre los objetivos de la Revolución,
“ Ciudadanos. La mujer en el rincón oscuro y tranquilo del hogar esperaba paciente y resignada esta hora hermosa, en que una revolución nueva rompe su yugo y le desata las alas (…). Ciudadanos, aquí todo era esclavo, la cuna, el color y el sexo. Vosotros queréis destruir la esclavitud de la cuna peleando hasta morir, habéis destruido la esclavitud del color emancipando al siervo. Llegó el momento de libertar a la mujer”.
El líder de la Revolución y primer presidente, tuvo oportunidad de reflejar sus opiniones sobre la mujer en general y en lo individual inmersa en la guerra cruenta que se libraba en Cuba. Por ejemplo, denunciaba en 1870 que “l a guerra que hacen los españoles en Cuba es una guerra hecha principalmente contra las mujeres y los indefensos que están con ellos en nuestros campos”. En 1871 expresaba que “e stos sentimientos y esa abnegación no son exclusivos de ella [se refiere a Anita, su esposa]: son comunes en sus conciudadanas que han probado en esta ocasión de una manera increíble atendida la educación y la vida apacible y deliciosa que llevaban en el país, el acendrado amor a la patria, la fe con que se lanzaron al campo revolucionario, el valor y el heroísmo con que estimularon a sus esposos y a sus hijos a la pelea quedando solas y expuestas en los bosques y la edificante conformidad con que soportan la desnudez, el hambre, la intemperie, las enfermedades y todo género de privaciones y dolores”. Y en fecha cercana a su muerte en combate, el 27 de febrero de 1874, reflejo su juicio sobre la liberación de la mujer, el miércoles 4 de febrero: “M uy bueno sería que esa vida de trabajo y soledad se arraigase en la familia cubana, libertando así a la mujer de una perpetua tutela”.
Más allá de la trascendencia de estos años fundacionales ocurridos en abril durante la primera guerra que durara diez años, abril también tuvo significación histórica en otros instantes de la historia, que significaron hitos de la lucha independentista en el periodo de 1892 a 1995, ligados a la organización y preparación de las condiciones del reinicio de la nueva guerra bajo la dirección de José Martí y del Partido Revolucionario Cubano, cuya proclamación se efectuó el 10 de abril de 1892. En dos años sucesivos, el 10 de abril de 1993 y 1894 fue reelegido su Delegado. Y para mayor significación histórica coincidente el 11 de abril de 1895, José Martí y Gómez y otros 4 expedicionarios desembarcaron en la noche de ese día en La Playita de Cajobabo de la Jurisdicción de Baracoa, para encabezar la guerra iniciada desde el 24 de febrero, acontecimiento combinado con la la llegada a la isla del general Antonio Maceo y su expedición de 26 combatientes el día 1 de abril por la Playa de Duaba en Baracoa.
Años después, en abril de 1961, se sucedieron acontecimientos trascendentes ligados al triunfo de la Revolución Cubana liderada por Fidel Castro y cuyo triunfo ocurrió el 1 de enero de 1959. En la fecha primera se desencadenaron las operaciones coordinadas de invasión mercenaria organizada, pertrechada y ejecutada por los Estados Unidos contra Cuba por el territorio de Playa Girón. Los hechos ocurridos en el periodo del 15 (bombardeos de 3 aeropuertos) y el desembarco marítimo posterior desde el día 17 al 19 de abril, terminó con una derrota aplastante de los invasores, en menos de 72 horas. Y quedaron asentadas para la historia de Cuba y el mundo dos conquistas de este periodo revolucionario: la declaración del carácter socialista de la Revolución Cubana y la batalla de Girón como primera gran derrota del imperialismo en América.
Y para más concatenación dialéctica de los acontecimientos en la historia de Cuba, el 10 de abril de 2019, se proclamó una nueva Carta Magna de la República de Cuba, precisamente durante el 150 aniversario de la Constitución primera y de la fundación de la República de Cuba en armas, El Parlamento Cubano que efectuó ese acto trascendente tuvo el doble simbolismo, con respecto a la composición femenina, que se hizo carne de realidad de un pueblo que ha alcanzado en su composición de una mayoría de habitantes mujeres con respecto a los hombres, por primera vez en su historia, y en que las diputadas representan el 53,2 % de la actual Asamblea Nacional y el 49 % de la fuerza laboral en el país.
Lo que fue un llamado de Ana Betancourt el 14 de abril de 1869 a la Revolución y a la naciente República, hace 150 años, se ha convertido en una realidad tangible, con pasos hacia peldaños superiores alcanzados día tras día en estos 60 años de la Revolución Socialista en el poder.

Wilkie Delgado Correa

Urgencias y maniobras de la industria farmacéutica cubana

Bajo presiones en los mercados externos, la producción cubana de fármacos busca alternativas para mantener un crecimiento de las exportaciones y estabilizar el suministro de farmacias y hospitales.

La industria biofarmaceútica se confirmó en 2018 como una de las actividades de mayor capacidad exportadora en Cuba, pero las autoridades del país esperan mucho más de ella. Entretanto, la población continúa insatisfecha con la cobertura de medicamentos en la red nacional de farmacias, a pesar de la mejoría gradual en el suministro de productos tan sensibles.
El Grupo Empresarial Biocubafarma, que concentra a 34 empresas asociadas a unas 15 instituciones de investigaciones biotecnológicas y de ingeniería genética, consiguió ingresos de 315 millones de dólares el año pasado, según informó su presidente, Eduardo Martínez Díaz, en una reunión de balance anual, que contó con la participación del mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel.
El año pasado las exportaciones de Biocubafarma crecieron un 14 por ciento sobre 2017, al tiempo que logró 35 registros sanitarios en el exterior y negoció con empresas farmacéuticas y biotecnológicas de más de 50 países.Sin embargo, el Grupo reconoció aún bajo el nivel de las exportaciones en 2018, debido a la contracción de ventas en Brasil, Angola y Argentina, así como por fallas productivas en algunas plantas y problemas regulatorios.
Mediante una activa política de investigaciones y desarrollo, inversiones y encadenamientos productivos internos, la industria biofarmacéutica cubana produce para mercados externos y, con más de mil productos, sostiene el 62 por ciento del cuadro básico de medicamentos del país, además de sistemas diagnósticos, equipos y dispositivos médicos.
Aunque ha reconocido insuficiencias delsuministro de medicamentos todavía, Martínez Díaz declaró que en los dos últimos años ha disminuido la falta de estos productos, además de lograr una mayor estabilidad en el abastecimiento a farmacias y hospitales.
En 2018 el Grupo Empresarial redondeó una producción mercantil de 1.901 millones de pesos, 111 millones por encima del año previo, pero solo alcanzó el 94 por ciento de lo planificado.
El Presidente cubano pidió exportar más, importar menos y sustituir importaciones. “Hay que revisar cuántos medicamentos que producíamos en otro momento no estamos produciendo hoy”.
A la par, Díaz-Canel reclamó “cobrar lo que exportamos”, en una referencia a la incómoda deuda de exportaciones no cobradas a fines de 2018, justo cuando el país afronta problemas de liquidez en divisas. Biocubafarma era una de las empresas implicadas en estas demoras, aunque a partir de octubre, con un seguimiento más estricto de las cuentas, ha recuperado parte importante de los cobros atrasados.
Entre los principales resultados del Grupo Biocubafarma en 2018, se encuentra la introducción de 23 nuevos productos, y los avances en el desarrollo de proyectos como la vacuna contra el neumococo, que demostró su eficacia clínica en 2018. El neumococo es una bacteria que puede producir otitis, sinusitis y neumonía y la segunda causa más común de meningitis bacteriana.
Martínez Díaz también consideró alentadores los avances con el candidato para el tratamiento del infarto cerebral: con una de las dosis aplicadas en el estudio clínico logró un 100 por ciento de supervivencia.
Otro laurel reciente de Biocubafarma es la negociación con el Instituto de Cáncer de Nueva York, para crear una empresa mixta entre Cuba y EEUU en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, todo un éxito en medio de las restricciones del bloqueo económico y los retrocesos en las posturas de Washington hacia La Habana.

La actividad de inversiones en esta industria alcanzó la mayor cifra de los últimos 10 años, incluido avances en el Complejo Industrial Biotecnológico CIGB Mariel, pero Díaz-Canel criticó que casi ninguna de estas inversiones está dando lo previsto en los estudios de factibilidad.
El mandatario anticipó que en 2019 deben mantenerse dificultades de los mercados externos que han golpeado la producción de algunos fármacos en Cuba y se refirió a “sanciones muy severas que se han aplicado a países hermanos con los cuales tenemos convenios de cooperación. A ello se suma el recrudecimiento de la persecución financiera hacia Cuba y el bloqueo económico, lo cual ha evitado que los financiamientos fluyan de manera fácil”.
“Hemos dependido –agregó- de convenios gubernamentales y este elemento está marcando nuestros modos de gestión”.
Ante tal escenario, el Grupo Biocubafarma ha apostado a una diversificación de nexos comerciales y financieros en los mercados externos.
Díaz-Canel reiteró en la reunión la visión del Gobierno hacia la industria biofarmacéutica cubana como sector estratégico en el plan nacional de desarrollo económico y social hasta 2030.

IPS

martes, 16 de abril de 2019

Cortar la luz: 2002 Embajada de Cuba, 2019 Venezuela




En los días del golpe contra Hugo Chávez, en abril de 2002, la oposición venezolana – con Henrique Capriles a la cabeza- cercó la Embajada de Cuba y cortó el agua y la luz. Lo mismo que hacen hoy, con Juan Guaidó a la cabeza, a toda Venezuela. Espacio "Contratuit", en Cubainformación TV.