viernes, 26 de agosto de 2016

Willie Toledo: `La solidaridad con Cuba ha hecho que Facebook reabra mi página censurada´




En declaraciones en exclusiva para Cubainformación TV, desde el Aeropuerto de Barajas (Madrid), el actor y activista Guillermo Toledo responde al nuevo linchamiento mediático que sufre, tras sus críticas al tratamiento informativo sobre la medalla de plata obtenida para España por el atleta formado en Cuba Orlando Ortega, en las pasadas Olimpiadas.

jueves, 25 de agosto de 2016

García Lupo: Un escrutador de su época




Fue un testigo activo de su tiempo. Estuvo en la reunión de la OEA en Punta del Este, en 1961, acreditado por la agencia Prensa Latina que él fundó con Jorge Masetti, Rodolfo Walsh y Gabriel García Márquez. Y no sólo hizo allí una cobertura que debería estudiarse en las escuelas de periodismo (las que no existen), fue además un protagonista de aquella historia. Rogelio había trabajado en el semanario desarrollista Qué, dirigido por Rogelio Frigerio y en el que escribía también Raúl Scalabrini Ortiz. Esos contactos con el desarrollismo le permitieron ser un gestor de la entrevista al comandante Ernesto Guevara, representante de Cuba en aquel encuentro, con el entonces presidente argentino, Arturo Frondizi.
Muchos años después, García Lupo escribió sobre esa entrevista con una pluma de exquisitez, con ese ritmo de novela policial que sabía, como pocos, darle a sus relatos periodísticos.
La agencia Prensa Latina fue uno de los grandes (e inaugurales) medios de prensa que hoy se llamarían “alternativos”. Con una calidad literaria superlativa difundía las ideas, los logros, las dificultades y los propósitos de la Revolución Cubana, manteniendo un rigor informativo de altísima profesionalidad. No duró mucho: el devenir de la revolución hizo que surgieran internamente fuertes corrientes contra “los argentinos”, denominación que incluía al colombiano García Márquez y tal vez, por lo que ocurrió con él rápidamente, también al Che Guevara. García Lupo volvió a la Argentina.
Sobre aquella experiencia el gran periodista dijo en una entrevista con Clarín (21/04/14): “El trabajo de Gabo (por Gabriel García Márquez), nuestro trabajo, todo el periodismo de los años 59 y 60 fue destruido cuando salimos de Prensa Latina, bajo sospecha ideológica. Quienes pasaron a dirigir la agencia eran del más cerrado estalinismo. Muchos años después, Gabo reunió sus escritos de prensa y no hay entre ellos un solo despacho de la agencia. Fueron destruidos”.
García Lupo fue un maestro de periodistas de investigación. Él y Walsh hicieron época en ese renglón y son, tal vez, irrepetibles; al menos por el momento, porque la precarización y la súper-explotación de los trabajadores de prensa, junto con la definitiva transformación de los grandes medios en enormes pulpos oligopólicos que defienden sus propios intereses de grupo (antes incluso que los intereses generales de la burguesía), hacen que la investigación periodística tienda a extinguirse.
García Lupo era un buscador de pistas y las encontraba hasta en los clasificados de los diarios o en los avisos fúnebres y desarrollaba, a partir de ellas, investigaciones filosas, muchas veces demoledoras. Vaya como ejemplo su hallazgo de los vínculos entre el banquero Gaith Pharaon -socio de Carlos Menem en mafioserías profundas- y el narcotráfico y el tráfico de armas a escala internacional. Escribió libros que son y serán material de consulta, no sólo acerca de los temas puntuales que tocan, sino sobre los métodos de la investigación periodística.
Rogelio, además, gustaba de que lo llamáramos, que le hiciéramos consultas, y las respondía con una pedagogía penetrante. Fue un extraordinario cronista, un escrutador de un tiempo que es también el nuestro.
Hasta siempre, maestro.

Alejandro Guerrero

martes, 23 de agosto de 2016

Pajarito de alto vuelo




Rogelio García Lupo (1931-2016) in memorian.

El periodista y escritor Rogelio Carlos García Lupo falleció el pasado viernes a los 84 años. En estas líneas, el compañero Eduardo Lucita, integrante de Economistas de Izquierda, lo recuerda y traza una semblanza como colaboración para nuestro sitio web.

A los 84 años falleció Rogelio García Lupo, más conocido en el ambiente de prensa como "Pajarito". Estudiante de derecho, historiador, conocedor de la historia latinoamericana, periodista de raza. Formado en el viejo estilo –pulido/culto/certero/implacable/irónico). Era dueño de un archivo tan vasto como prolífico, construido pacientemente durante muchos años y de una memoria que hacía juego con ese monumental archivo. Fue fundador y el principal exponente de una corriente de periodismo de investigación inédita hasta entonces, cuyo centro fue la denuncia de los monopolios el imperialismo y las dictaduras en el subcontinente.
Investigaciones muy diferentes por su orientación y contenidos con las burdas y superficiales que actualmente se presentan periódicamente en forma televisiva y que están más orientadas a justificar la concentración económica y el propio imperialismo que a la búsqueda de la verdad.
Entre sus principales investigaciones que tomaron forma de libro se destacan: "La rebelión de los Generales" (1962), "Mercenarios y Monopolios –de Onganía a Lanusse" (1972), texto de consulta obligatoria por aquellos años para quiénes queríamos adentrarnos en el conocimiento de los entresijos de aquella dictadura, y "Contra la ocupación extranjera" (1968). También merecen mencionarse "Ultimas noticias de Perón" (2006) y "Ultimas noticias de Fidel Castro y El Che" (2007).
Siendo apenas un quinceañero se sumó a las filas del nacionalismo antiimperialista, y se incorporó a la Alianza Libertadora Nacionalista, por ese entonces "…un hervidero de pasiones" como la caracterizara el historiador y periodista Rubén Furman, en la que se vinculó con Rodolfo Walsh y Ricardo Masetti, unos años mayores que el. Experiencia que no duró mucho ya que al poco tiempo la ALN fue cooptada por el peronismo en el gobierno perdiendo toda independencia, y su nacionalismo se fue derechizando con tintes y figuras cada vez más facistoides.
Trabajó en diversos medios, entre ellos Noticias Gráficas, Qué, Primera Plana, aquí con pseudónimo porque estaba oficialmente prohibido por la dictadura de Onganía, Marcha de Montevideo, El Periodista y Clarín. También supo ser empleado público, siendo despedido por negarse a llevar luto por la muerte de Evita.
En 1958 su amigo Masetti fue enviado por radio El Mundo a Cuba a entrevistar a Fidel Castro y a Ernesto Guevara en Sierra Maestra. Un año después Masetti fue encargado por el Che de armar un organismo de difusión que expresara claramente las ideas y el accionar de la Revolución Cubana ya en el poder. Ni lerdo ni perezoso Masetti aceptó el desafío y convocó a García Lupo y a Walsh a que junto con otras figuras notables del mundo de las letras fundaran la Agencia Prensa Latina (PreLa), primera agencia latina independiente destinada a informar al mundo con una visión diferente a la dominante. "Somos objetivos pero no imparciales" era su lema distintivo. Allí conoció y se hizo amigo del Che, principal impulsor de la agencia, quién, según el mismo contó, lo llamaba en horas de la madrugada para que le informara de los diversos cables del día.
Pero ya en 1961 la agencia comenzó a ser parte de la disputa por la ocupación de espacios y a ser condicionada por los miembros del PSP, antecedente del PCC, que en sus embates contra el accionar de PreLa escondían la vocación de controlar al Che, a quien consideraban un aventurero. Era parte de la sovietización de la revolución. Masetti renunció, García Márquez también, Walsh volvió a Buenos Aires y Pajarito fue destinado a Guayaquil y a Santiago de Chile como corresponsal. Siempre mantuvo su amistad con el Che.
Hace unos años en una de las últimas entrevistas que diera al diario Clarín se sinceró "El trabajo de Gabo, nuestro trabajo de los años 59-60 fue destruido cuando salimos de PL, bajo sospecha ideológica. Quiénes pasaron a dirigir la agencia eran del mas cerrado estalinismo".
Ya en 1969 junto con Walsh, Horacio Verbitsky y el diseñador gráfico Oscar "Oso" Smoje funda el periódico de la CGT de los Argentinos, orientada por Raymundo Ongaro, recientemente fallecido. Allí lo conocí y tuve oportunidad de tratarlo algunas veces, un hombre muy respetuoso y gentil.
Por alguna razón que desconozco tenía relaciones con José "Joe" Baxter del Movimiento Nacionalista Tacuara y luego de una escisión, el MNRT. Según me contara el propio Baxter él se hizo trotskista en Cuba y a su regreso al país se incorporó al PRT-ERP, por mi militancia de ese entonces hice varias veces de nexo entre los dos, y ahí volví a ver a Pajarito.
En 1955 estuvo preso, fue perseguido, también prohibido por las dictaduras, tuvo que irse a España por las amenazas de la Triple A. El mismo decía que en los últimos años le habían dado un premio a su trayectoria cuando toda su vida había tenido prontuario.
Pajarito, aún cuando vueles alto será difícil olvidarte. Y serás siempre ejemplo para los jóvenes que se inicien en el periodismo.

Eduardo Lucita
Agosto 22 de 2016.

lunes, 22 de agosto de 2016

Jean-Guy Allard, el Periodismo por la verdad (1948-2016)




Un amigo se fue

Hace un par de noches tuve un sueño. Andaba por La Habana con mi viejo amigo Jean-Guy Allard. Él estaba de buena forma, alegre y sonriente como siempre, contando cuentos en su estilo animado y apasionado, con un toque de humor del bueno. No recuerdo los detalles exactos del sueño, como suele suceder después de despertarse, pero fue vívido y coherente, hasta que algo me levantó de repente. En la oscuridad de la madrugada, medio despierta, el agradable sueño de andar paseando por una ciudad tan hermosa con un buen amigo se había convertido en una preocupación: algo le había pasado a Jean-Guy. Si les digo que no es primera vez que he soñado sobre alguien y al despertar, esa persona resulta muy grave o fallecida, a lo mejor no me van a creer. Pero Jean-Guy, él, sí me hubiese creído.
A Jean-Guy Allard le fascinaba la intriga, las conspiraciones, lo encubierto, lo clandestino y el lado oculto de la política y los seres humanos. Tenía una fuerte convicción de justicia, un corazón puro y alegre y un amor incondicional por la vida. Esa vida que tanto gozaba, que vivió hasta el máximo y último minuto, se le fue el pasado martes, 16 de agosto.
Unas horas después de despertarme del sueño donde él aparecía, le escribí un correo preguntando por su salud, pidiendo que me contara como seguía. La última vez que hablé con él fue a finales de julio cuando me encontraba en La Habana. No alcancé a verlo porque mi viaje fue relámpago, pero lo llamé y hablamos un rato. No se escuchaba bien, me dijo que había estado muy mal de salud, todo había empeorado. Estaba con unos amigos en su nuevo apartamento en Vedado, su casa de 'soltero', como él bromeaba. Recién se había separado de su esposa cubana, la linda y cariñosa Tamara, madre de su bello hijo Sebastian, de 12 años. Jean-Guy me dijo que de pronto se iba a un lugar para recibir terapia especializada para su artritis, desde hace meses estaba en una grave crisis de salud.
Lo vi en noviembre pasado en La Habana y estaba en silla de ruedas. Su condición médica ya no le dejaba caminar, andaba con mucho dolor. Típico de Jean-Guy, aún andaba manejando su carro. Nos encontramos en un restaurante en la punta de Vedado y Miramar, él llegó con Sebastian en su carro. Al salir, pedimos ayuda de los señores que cuidaban los carros para buscar el de Jean-Guy, y cuando nos lo trajeron pasaron un rato intentando meter la silla de ruedas en la pequeña maleta. Después nos miraron con tremenda sorpresa cuando vieron a Jean-Guy posicionándose en el asiento del conductor. "¡Sí! Este viejo enfermo va a manejar", se reía con esa sonrisa que lucía su cara entera. ¡Cuánto le encantaba sorprender a la gente, romper los estereotipos y prejuicios! Siempre decía de mí que lo que más le gustaba era cómo denunciaba los crímenes de la CIA y sus colaboradores, cosas tan serias y fuertes, con mi cara de niña y mi acento gringo. "De una película Hollywood", me bromeaba.
En realidad, así era Jean-Guy Allard. Quienes lo conocíamos sabemos de su increíble sentido de humor, sus constantes chistes y risas. Cómo veía el lado cómico de todo para que la tragedia no nos consumiera. No obstante, su trabajo era duro y fuerte y corría peligro siempre. Una vez durante sus investigaciones sobre el terrorista cubano Luis Posada Carriles y sus vínculos con la CIA, Jean-Guy lo encontró en Panamá durante su juicio por haber intentando asesinar a Fidel Castro en el 2000. Estar cara a cara con el asesino de los 73 pasajeros del vuelo de Cubana de Aviación, no es poca cosa.
También fue a Miami varias veces para indagar sobre las andanzas de la comunidad anticastrista y sus planes criminales contra Cuba. Jean-Guy no le temía a nada. Sus cientos de artículos publicados alrededor del mundo hacen denuncias contundentes y fundamentadas, con nombre y apellido, sobre las conspiraciones, planes, acciones y complots contra Cuba. Su libro 'Posada Carriles, cuarenta años de terror', publicado en Venezuela en el 2006, es el texto referente sobre la historia del terrorista más nefasto de América Latina, hoy protegido por Estados Unidos.
A Jean-Guy le habían amenazado múltiples veces desde Miami, pero a él no le importaba para nada. Más bien, le daba más ánimo y razón para hacer su trabajo.
Jean-Guy hacía un trabajo estelar desnudando a las supuestas ONG que utilizaban la fachada de defender los derechos humanos o la libertad de expresión mientras en realidad hacían un trabajo de subversión, injerencia y desestabilización. En el 2008, publicó una investigación integral sobre Reporteros sin Fronteras, destapando sus vínculos con las agencias de inteligencia de Estados Unidos y su agenda contra Cuba y Venezuela. El texto fue dedicado a los Cinco Héroes Cubanos, hombres admirados por Jean-Guy. Él siempre utilizó todo a su disposición para luchar por la libertad de Los Cinco. El año pasado llevé a Antonio Guerrero, uno de los Los Cinco liberado en diciembre 2014, a la casa de Jean-Guy en Vedado para saludarlo. Estaba sobre la luna de emoción y felicidad.
Desde su trinchera en La Habana, Jean-Guy me propuso colaborar en un libro sobre nuestras investigaciones, que coincidían en muchos temas y objetivos. Nuestro bebé, 'La agresión permanente: USAID, NED y CIA', nació en 2009, una compilación de ensayos y textos sobre los métodos y estrategias de subversión y desestabilización contra los Gobiernos progresistas en América Latina. Lo presentamos en las ferias del libro en Caracas y La Habana, siempre un placer compartir un escenario con él.
Jean-Guy Allard había dejado su vida cómoda en Canadá, donde fue reportero del tabloide 'Le Journal de Montreal' y 'Le Journal de Québec' durante casi 30 años. Fue a Cuba por primera vez en los años sesenta y se enamoró del encanto de esa hermosa isla revolucionaria. Regresó muchas veces y fue el amor verdadero lo que le llevó a quedarse. Conoció a su esposa Tamara un día antes de pedirle matrimonio. Ella, igual de apasionada que él, aceptó su propuesta. Y así vivía Jean-Guy, gozando de cada momento, no dejando pasar las oportunidades, viviendo cada día como si fuera el último.
El martes cuando Jean-Guy no respondió a mi correo ni a mis llamadas, escribí a su hijo mayor, Thierry, que vive en Montreal. Poco después me respondió, su papá nos había dejado esa misma mañana.
Por más tristeza que sintamos por su partida, yo sé que la vida que él llevó durante los últimos meses no era como él quería, ni como él necesitaba vivir. Ya no podía escribir, la artritis no le dejaba. Y en las últimas semanas, tampoco podía leer. Jean-Guy vivía para escribir, vivía para investigar, indagar y denunciar, era una parte integral de su alma, era su pasión, su amor más profundo.
Además de ser mi amigo, Jean-Guy Allard era un periodista comprometido con la verdad, la justicia y la ética. Nos toca llevar su nombre en alto y continuar su trabajo. Busquen sus libros, lean sus artículos. Nos dejó un tesoro que no podemos menospreciar.

Eva Golinger
RT

domingo, 21 de agosto de 2016

Estrena Unión de Escritores y Artistas de Cuba documental sobre poeta nacional Nicolás Guillén




La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) estrenó el documental “Nombre común, Nicolás”, como parte de las celebraciones por su 55 aniversario de fundación y en homenaje al 114 del natalicio de Nicolás Guillen, Poeta Nacional de la mayor de las Antillas

"Las flores de la guerra" y un video para Vilma




Dedicado a todas las mujeres que participaron en la guerra por la revolución cubana. En especial un homenaje a Vilma Espín.

Aniversario 55 de la UNEAC




Nacida en álgidos tiempos de Revolución y en medio de la más gran batalla cultural y educacional de nuestro pueblo, la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba llega a su aniversario 55 de fundada. De aquellos tiempos fundadores, de la trayectoria de estos años y del futuro de la organización se hablará este jueves en la Mesa Redonda, con la presencia de Miguel Barnet, Presidente de la UNEAC, la Maestra Digna Guerra, Premio Nacional de la Música, y otras personalidades.