sábado, 22 de noviembre de 2008

El video cubano que recorre las pantallas del mundo

Es muy curioso a dónde hemos llegado con las tecnologías. En muchos casos en lugar de acercarnos a la verdad, o a lo trascendente, somos convocados a problemáticas que ni son nuevas, ni significan lo nuevo.
Hace unos días se dio a conocer por el mundo un documental donde dirigentes y jóvenes de la prestigiosa Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) planteaban una serie de cuestiones dentro de la revolución cubana al compañero Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional y dirigente revolucionario cubano de una gran capacidad intelectual.
Alarcón nos representó en la ONU en momentos bien complejos y es en la dirección revolucionaria quien lleva el caso de los Cinco internacionalistas cubanos con mayor información y claridad. Una oportunidad de lujo para preguntar.
Las dudas de los jóvenes, los cuestionamientos se pueden resumir en los siguientes a grandes rasgos.
Derecho de viajar libremente, el derecho de ir a hoteles cubanos, la situación de la doble moneda, imperfecciones en el sistema electoral cubano, y el limitado acceso a INTERNET
Con razón se dice que lo que plantean los estudiantes lo pregunta todo el mundo en la calle.... Cierto es: Mi hijo de diez años también me las hace, y si tuviera cinco menos también encontraría la doble moneda circulando como una locura monetaria.
Con avidez fui a ver si tenían más planteos a uno de los intelectuales más importantes del país con una responsabilidad enorme y me quedé tan sólo con las preguntas de mi hijo pequeño.
Ni es la primera vez que jóvenes hacen esas preguntas, ni es Alarcón el primero...En la Universidad de la Habana hace más de quince años se efectuaron charlas semejantes con líderes estudiantiles.... y con preguntas que sí no las hace “todo el mundo”.En aquella época en la oscuridad de los apagones, y cuando no había acceso a la divisa y cuando las calles de la isla sólo circulaban bicicletas, y muchos compatriotas abandonaban su país, resultaban mucho más profundas.
Y para nada creo que aquellos momentos eran políticamente más difíciles que éste. Todo lo contrario. Creo que estos instantes marcan un punto importante de análisis para la revolución cubana.
No en balde son las páginas contrarrevolucionarias las que, exagerando por supuesto los acontecimientos, hicieron rodar con su carga de incultura, pedantería y tergiversación.
Comparto con Rodolfo Walsh, el revolucionario argentino que: “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia , no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores , la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan (...)”
Hay un hecho sencillo e inmediato que sí me provoca serias dudas: Seguir insistiendo en comparar la revolución cubana con “cualquier país del mundo” donde todo el mundo tiene la libertad teórica de viajar, tener INTERNET y hospedarse en hoteles.
Habría que sacar la estadística, pero Cuba, contando a los cooperantes, los internacionalistas, los académicos, los artistas, los deportistas, etc., debe tener un índice de viajes por encima de muchos países del tercer mundo. Cierto es que son viajes que tienen objetivos de interés social y cierto es que los trámites para las salidas son engorrosos...Pero eso queridos míos, se puede quitar de un plumazo, y no creo que viajarán por su libre albedrío mucha gente a conocer Venecia, la Higuera o las pirámides de Egipto...
Bien que se ponga el ejemplo de José Martí y Fidel Castro, o también pudiera incluirse la motocicleta del Che en “los viajeros cubanos”.En todos estos casos ni uno solo de los viajes fue por placer....Aunque Fidel, traidor de su clase terrateniente podría haberse dado ese lujo, como se lo daban los de clase acomodada y como cada vez menos de esas clases acomodadas tiene el “pasaporte” o la famosa carta blanca para poder viajar., que en el mundo no es blanca sino verde verdecita con un dólar cada vez más devaluado, que apenas le alcanza a las tres cuartas partes del mundo para viajar en bus al poblado más cercano.
José Martí no tenía un peso en el bolsillo. La mujer lo abandonó con su hijo por su precaria condición económica... viajó siempre por imperativos políticos y la mayoría de las veces que pudo venir a Cuba...lo deportaban...El Che, hijo también de una familia medianamente acomodada prefirió una moto destartalada y con Fidel viajó en un yate de lujo, pero a la guerra y el poco dinero que tenían lo cambiaron por armas. Es cierto que no deben haberse ocupado del pasaporte.
Los palestinos que son arrebatados de sus tierras por los sionistas...tienen el derecho a viajar.....los pueblos originarios, como los de Chiapas...nadie les impide viajar y hospedarse en hoteles de Ciudad México o Acapulco, los iraquíes de Faluya tienen el derecho de viajar, si es que alguna bomba no le destrozara el pasaporte...o la vida como efecto secundario.
Eso es lo que le digo a mi hijo cuando me pregunta porqué él no puede salir cuando sus padres salen por cuestiones oficiales.
Respuesta similar tiene el engendro de la doble moneda, antes eran tres. Lo curioso es discutir si estamos con esa pesadilla por estúpidos que son nuestros economistas o eso responde a causas más trascendentes...Esas causas por las que detesto que comparen una revolución con un país.
El plan Bush nos resuelve ese dilema en dos días: A saber, una sola moneda, la más bonita de todas...privatiza las casas, las escuelas, los hospitales, las computadoras de la UCI y el aire que respiramos. Todo con una sola moneda, con todo y las fotos de Martí y el Che, y con la carga de injusticia social del sistema más despiadado y ruin que los hombres hayan logrado fabricar.
La doble moneda es una tragedia con historia, de nuevo no podemos partir de cero para resolver nuestros problemas inmensos. Historia que trato de explicar a mi hijo menor, que no conoció los apagones de los noventa, que nació con el odioso y ya necesario dólar despenalizado.

Las preguntas que sí haría a Alarcón:

¿Cómo interpretar que sean ésas las grandiosas inquietudes de los jóvenes cubanos?
¿No será porque de veras estamos cometiendo errores más serios? La falta de discusión política. Porque lo que sí está en nuestras manos, aun con la doble moneda, la carta blanca y el complicado sistema electoral, es la necesidad imperiosa de discutir todas las semanas en asambleas y círculos políticos; es hacerles partícipes de que el socialismo aislado en un país es la génesis de las contradicciones y que tenemos el deber de afrontarlo. Creo que tenemos un paternalismo ideológico que es más serio de lo que yo pensaba. No basta de que tengamos intelectuales de primera línea y que éstos se reúnan una vez al año para discutir entre sí. Debemos universalizar la cultura ideológica...estamos en condiciones de hacerlo. Y hacerlo rápido.
Me llamó la atención la pasividad que observé en Cuba frente a los sucesos de la revolución bolivariana cuando el referendo, donde está uno de los puntos de engranaje de la revolución cubana. No es importante yahoo, aunque pueden dejar que los cubanos privilegiados que tenemos acceso a un ordenador podamos chatear por yahoo, sin que se caiga el mundo
Lo que sí preguntaría porqué no podemos ver TELESUR completamente y no tan sólo lo mejor, y vemos sin embargo las telenovelas enajenantes de GLOBOVISION de Brasil , que ha sido cómplice de la oposición de Chávez cuando el referendo a las enmiendas de la constitución; me pregunto porqué los jóvenes médicos y maestros que están haciendo la bellísima labor en Venezuela no participan libremente en la construcción del PSUV, como miembros con el mayor derecho del mundo en aquella revolución...Julio Antonio Mella fue miembro y dirigente del Partido Comunista Mexicano; me pregunto porqué no nos dejan a través de la televisión, participar de los Aló Presidentes de Venezuela... Si es que es un gasto sería mucho más adecuado eso que yahoo.
Extraño la voz de Fidel, no me alcanzan a veces sus reflexiones escritas... desde que se enfermó hace año y medio no hacemos movilizaciones multitudinarias por los Cinco; Me pregunto ¿porqué no somos capaces las mujeres de organizar una marcha por la Oficina de Intereses pidiendo el derecho a la visa de Olga y Adriana...? Ellas con el mayor derecho del mundo, derecho que le otorgaban las dictaduras a las esposas de los detenidos, no le dan la visa y no ven a sus esposos hace ya diez años. Esas son las cuestiones que yo le preguntaría a mi admirado Presidente de la Asamblea Nacional.
Tenemos cinco presos, ¡no políticos! Tenemos cinco presos de guerra que en aquellos momentos trágicos dieron su libertad por nosotros, y debemos traerlos de vuelta haciendo uso de las leyes, pero ellas solas no bastan. Ni bastan sus fotos colgadas en las tiendas.
Sólo complicando nuestra vida revolucionaria, sólo logrando que la juventud se adueñe de su proyecto, que piensen más allá de las raquíticas demandas que sólo tiene derecho la minoría del mundo, vamos a seguir marchando.
Eso le cuestionaría al camarada Alarcón o a Raúl. A Fidel sólo quiero verlo y escucharlo el próximo día 24 de febrero asumiendo una vez más su liderazgo en mi revolución.
Aclaro que muchas de estas prohibiciones son actualmente innecesarias, pero saldar estas deudas tan sólo no van ayudarnos a salir de este punto de inflexión.
Habrá más demandas y más y más como es natural y lógico en las ansias juveniles. Tenemos que hacerles convocar sus hormonas para que sepan que tienen un proyecto sagrado en sus manos, que la revolución cubana mejorará, se empinará cuando las asambleas juveniles se conviertan en hervidero de ideas, proyectos, lucha; cuando sepan que la felicidad de Cuba pasa por la felicidad de Venezuela, pasa por los proyectos unitarios de los revolucionarios, pasa porque se sientan convocados y con derecho y con cultura para hablar del mundo.
La internacionalización de la revolución empieza a convertirse en una prioridad, mucho más urgente que la eliminación de las cartas blancas o la posibilidad, que siempre se quedará en posibilidad, de ir a un hotel, esté o no en la constitución.
A los jovencitos de la UCI, que no tienen la edad de mi hijo de diez años no le contestaría (por respeto a ellos) las preguntas que le hicieron a Alarcón, les preguntaría qué piensan hacer ellos para que este proyecto se expanda por el mundo y además de estudiar y revisar yahoo, qué proyectan de sus vidas revolucionarias, cuáles de ellos se propusieron para delegados de base de circunscripción... Y les trataría de hacer ver una vez más el secreto que ser revolucionario es la única divisa para conquistar la felicidad.

Celia Hart
Aporrea
14-02-2008