domingo, 9 de agosto de 2015

Rinden homenaje al medio siglo de la gesta del Che en el Congo




Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y el pueblo de Cuba rindieron homenaje a los héroes y mártires de la Patria que acompañaron al Comandante Ernesto Che Guevara en la gesta por la liberación del Congo, en ocasión de su aniversario 50.

El miembro del Buró Político y Héroe de la República de Cuba general de cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, viceministro primero de las FAR y jefe de su Estado Mayor General, presidió la actividad que contó además con la presencia del miembro del Comité Central del Partido, Jorge Risquet Valdés, quien fuera el jefe de la columna dos, el batallón Patricio Lumumba en el Congo Brazzaville.
Una representación de los combatientes que estuvieron en el Congo intercambiaron sus experiencias con jóvenes soldados y oficiales, quienes se reafirmaron como dignos continuadores de las luchas revolucionarias, herederos de su legado y garantía segura de unidad en torno a la Revolución, al Partido, a Fidel y Raúl.
Jorge Risquet, durante las palabras centrales, rememoró momentos desde la llegada del Che y otros compañeros al Congo Leopoldville en 1965, hasta el regreso de los últimos combatientes de las tropas cubanas en Angola, en 1991.
“En esos 26 años, 381 000 cubanos cumplieron misión internacionalista en África negra y 2 400 ofrendaron sus vidas en aquellas tierras ancestrales (…)”, dijo.
Risquet añadió que la independencia de Guinea Bissau, Cabo Verde, Angola y Namibia, Sudáfrica sin Apartheid, Argelia y Etiopía con sus territorios íntegros, es el balance de la colaboración militar en África.
Igualmente agregó que “hoy nuestra colaboración es de carácter civil, formación de cuadros en Cuba, presencia de especialistas en más de una treintena de países de aquel continente, sobre todo en el campo de la medicina”.
Por su parte, Víctor Dreke Cruz, el segundo al mando de la Columna del Che, hoy presidente de la Asociación de Comba­tientes de la Revolución Cubana en La Habana, recordó que el homenaje es un reconocimiento a los compañeros que cayeron combatiendo.
Expresó en intercambio con la prensa, que a su salida del Congo el comandante Ernesto Guevara, Tatu (su nombre de guerra), al despedirse de ellos les dijo que esperaba no olvidaran que allí habían dejado la sangre y los cadáveres de seis compañeros, que no se olvidaran del continente africano.

Arlin Alberty Loforte | internet@granma.cu