sábado, 26 de abril de 2014

Zunzuneo, nuevo revés para EEUU en la guerra sucia contra Cuba




El gobierno de Washington ha usado móviles e internet para intentar movilizar a la juventud cubana contra el sistema socialista

El proyecto Zunzuneo, sacado a la luz pública por una agencia de noticias estadounidense, revela un nueva agresión del Gobierno de EEUU contra la soberanía de Cuba y su revolución. Dicho proyecto, consistente en la puesta en práctica de una red de mensajería para móviles, financiado y llevado a cabo por la Agencia estadounidense para la Ayuda al Desarrollo Internacional (USAID) con el objetivo de provocar desestabilización social en Cuba, pone sobre la mesa el verdadero trasfondo de esta supuesta ONG, verdadera entidad anexa al gobierno de EEUU -ya instalada en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria para operar contra los pueblos africanos y crear condiciones para aumentar la presencia yanqui en Canarias. Al mismo tiempo, demuestra que el imperialismo no da tregua a ningún gobierno que se oponga a sus política de dominación y saqueo.
El apoyo estadounidense a sectores de la oligarquía y la derecha reaccionaria venezolana en el intento de golpe de estado que han enfrentado e impedido el gobierno bolivariano de Nicolás Maduro y el pueblo trabajador de Venezuela, en fechas recientes, es otro claro ejemplo de lo que decimos.
El caso de Cuba tiene antecedentes que se remontan a los primeros años tras el triunfo de la Revolución. Así, y ya en 1960 , apenas un año después de que el ejército rebelde, dirigido por Fidel Castro, derrocara al dictador cubano Fulgencio Batista -fiel amigo y defensor de los intereses yanquis en la isla-, la Secretaría de Estado de Dwight D. Eisenhower establecía las líneas maestras de la política que, a partir de entonces, pondrían en práctica, a través de la CIA, contra la Revolución Cubana: "... Hay que poner en práctica rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica (…) negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno” (fragmento del memorándum del entonces Secretario de Estado estadounidense, Lester Mallory, fechado el 6 de abril de 1960).
Y, en efecto, EEUU y sus Gobiernos imperialistas nunca han abandonado tal objetivo, usando para ello desde la invasión militar directa (Playa Girón) hasta los ataques terroristas continuados -incluida la guerra bacteriológica-, que han causado más tres mil quinientos muertos entre el pueblo cubano.
La financiación de la llamada disidencia cubana, buque insignia de una oposición interna reiteradamente fracasada, y ahora el uso de las nuevas tecnologías para provocar "un cambio de régimen en Cuba" son los más visibles escenarios de un teatro largamente ensayado contra Cuba, en el que los gobiernos de EEUU, sólo entre 1007 y 2011, han invertido cerca de 300 millones de dólares (la imagen, corresponde a una copia de la auditoría de los gastos del Departamento de Estado realizada por Just the Facts, una entidad que registra los gastos del gobierno de Estados Unidos para la defensa y la asistencia de seguridad en América Latina y el Caribe. En: http://www.cubadebate.cu/opinion/2014/04/05/zunzuneo-el-extrano-nombre-de-un-fracaso).
La Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos condena cualquier expresión de la política imperialista e injerencista de EEUU contra el gobierno revolucionario de Cuba y contra la soberanía del pueblo cubano y, en particular, el proyecto Zunzuneo, ahora hecho público. Igualmente, llama la atención sobre el uso por los poderes capitalistas de las redes sociales y de telefonía, así como de su extensa red de medios de comunicación, para la manipulación de grandes masas en función de opacos intereses ajenos al pueblo trabajador (matriz que pudo observarse en fenómenos como la llamada "primavera árabe", el 15M o el movimiento de las plazas) y advierte que dicho uso va a continuar, en proporciones mayores cada día, mientras perviva el capitalismo, pues éste no puede sostenerse más que engañando masivamente a los pueblos como parte de su violencia diaria contra la humanidad.
Reafirmamos nuestro apoyo incondicional e internacionalista a la Revolución Cubana, en la convicción de que ésta representa la lucha sostenida contra el sistema capitalista y el imperialismo, cuya debacle se intenta salvar con un recrudecimiento de las agresiones contra los pueblos de América Latina y el mundo.

Con Cuba y su Revolución

Viva la solidaridad internacionalista entre los pueblos

Las Palmas de Gran Canaria, 24 de abril de 2014

Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos