sábado, 10 de enero de 2009

No digas que estás solo. ¡Somos millones!




¡Levántate! Una canción para no olvidar las injusticias que el Imperio de la guerra comete contra el pueblo palestino. Llevan días de continuos bombardeos. Este, 6 de enero, los niños despertaron con la muerte y las bombas. Los tradicionales reyes magos, Israel los convirtió en guerreristas con crueles regalos.
En la prensa cubana se puede leer: "La invasión terrestre de las fuerzas israelíes y los contínuos bombardeos desde aire y mar han provocado cientos de muertos, miles de heridos y una enorme tragedia humanitaria en la sufrida Franja de Gaza".
Todos somos palestinos escribió un amigo en su mensaje al mundo. El domingo 4 de enero, en el histórico parque de 25 y O del Municipio Plaza en la capital cubana asistimos al acto organizado por el personal del Museo Abel Santamaría con la asistencia de vecinos, amigos y familiares de Celia Hart Santamaría, para recordar a la intelectual cubana en el día de su nacimiento. En la actividad se condenó la masacre israelí contra el pueblo palestino.
Asistieron amigos italianos, españoles y chilenos; y quedó sembrada una planta de rosas, donada por un jardinero, quien aseguró que era matizadas. lograda de sus injertos y que la veríamos florecer. Fue plantada por un hermano y un tío de Celia María.
Se dio lectura a varios mensajes, entre ellos el de Delvy Betancourt y Luis Giménez desde La Argentina, que dice:
Queridos compañeros: enviamos desde la lejana Buenos Aires nuestra adhesión al acto que se hará en memoria de nuestra querida Celia en el día de su cumpleaños. Con el dolor enorme de ser el primero sin su presencia.
Celia amaba nuestra ciudad y era muy feliz cuando nos visitaba. Siempre nos hablaba de las grandes tradiciones de lucha del pueblo argentino. Y siempre señalaba que la única salida para nuestra América era una gran federación socialista latinoamericana que fuera desde el río Bravo hasta la Patagonia.
Estamos seguros que hubiese querido que la recordaramos sin tristeza y fundamentalmente, continuando la lucha por el socialismo y contra este sistema capitalista que nos condena a la barbarie y a la infelicidad. Creemos que le caben las palabras del gran revolucionario checo Julius Fucik pronunciadas poco antes de ser asesinado por los nazis:
Por la alegría he vivido, por la alegría he ido al combate, por la alegría muero. Que la tristeza no sea nunca unida a mi nombre.
Nunca olvidaremos a esta gran hija de la Revolución Cubana que se supo ganar el cariño y el respeto de todos los que la conocimos.
Un abrazo fraterno y revolucionario.
Luego, la periodista italiana Ida Garberi, expresó que a Celia le hubiera gustado escuchar una bella canción porque amaba la vida, la alegría y la música, para recordarla se encontraba Galo Espinoza, un joven cantautor chileno del grupo musical Cristal Andino, residente en Suecia, quien acompañado de su guitarra interpretó la canción Levántate, un llamado para juntos luchar contra la guerra y protestar por la masacre en Palestina. De ella son estos versos:
" Es la vida en esta tierra,
son las luchas cotidianas,
son los puños y deseos
los que forman el mañana.
Enfrentando vas la vida
y esa enfermedad tirana,
de un sistema que envenena,
el futuro y la esperanza.
Levántate, levántate, no me dígas que estas solo o tienes miedo.
Levántate, levántate, ven conmigo a construir el Hombre Nuevo.

Adys Cupull y Froilán González