lunes, 5 de enero de 2009

Estamos en Navidad

Canto íntimo XII

Sin arbolitos, ni campanas, ni demasiada nieve porque esta vez Jesús nace en pleno otoño al Sur del mundo...en la buena ciudad de Rosario.
Tampoco es menester el pesebre ¡Cuántos nacidos en la pobreza traicionaron su origen...y viceversa! Conozco de un nacimiento en Birán, en la provincia cubana de Holguín. Allí hay una hermosa cunita blanca lujosamente esmaltada donde nació un bebé que traicionó su origen para incorporarse a la verdad del mundo a manos de los pobres. Partiendo agosto a la mitad, celebraremos el 80 Aniversario de un amigo del niño de Rosario, que prefirió estar al lado de los que padecen.
Pero ya hablaremos de esa otra Navidad estival.
Ahora debemos celebrar el nacimiento del Che
¿Dónde se dijo que el Mecías no se reencarnaba? Basta asomarse en el balcón de la historia para ver como nace y renace y vuelve a nacer. Aquel por el cual son muchas las razones para vivir y para saber morir como una forma de estar vivo. Eduardo Galeano dice que el Che es el nacedor del mundo.
Dudo mucho que alguien esté más vivo que Ernesto Guevara, dudo que alguien sea más necesario para el mundo que aquel niñito asmático de la linda Argentina: Ni un solo filósofo, ni sabio, ni estadista se compara con aquella imagen que llena el vacío inconforme de mi pobre planeta.
Allá con los niños de Chile; las nenas todavía con lazos en el cabello y los varones sin un vello en el rostro. Allá en los estudiantes chilenos estaba nuestro Jesús nacido en Rosario.
¿Y en Palestina? ¿En esa injusticia del asesinato permitido? Más perverso y condenable que el asesinato común... Allá en Palestina en la playa de Gaza, donde en nombre de una doctrina atroz son masacrados los niños...está el Che con su turbante ¡no está rezando para que cese la injusticia! Rezar se convierte en pecado cuando esas dos manos pueden sostener un fusil o una pluma contra los enemigos de la humanidad.
Una religión que asume que unos son mejores que otros es una religión antinatural. Todos estamos hecho del mismo polvo de estrellas. Todos tenemos derecho a la Tierra y al Cielo y al Mar y a ser felices.
Allá en la Palestina sufrida y olvidada está el Che. Que de estar vivo estría dando su sangre contra aquella injusticia, o estuviera levantando la voz en cuanto organismo internacional inoperante y cómplice existe actualmente. Nos diría que olvidáramos esos supuestos espacios internacionales y que corriéramos presurosos todos a apoyar al pueblo palestino.
Sé que muchos revolucionarios culpan a ese pueblo por no poderse organizar y hacer coherente su lucha contra el sionismo.
Mas yo como revolucionaria cubana, al sentir en mi sangre hervir las enseñanzas del Che Guevara, primero que todo le digo a mis hermanos palestinos que acá me tienen en cuerpo y alma, y que sé que de nada sirven las lágrimas cuando se está tan lejos del escenario del crimen,...pero que cuenten conmigo, para la lucha. Ya después podremos analizar cuál es el margen de organización que nos deja el enemigo....
Sé que a mi lado, cobrando muy caro el asesinato en la playa de Gaza y todos los demás estaría el Che, como estaría Jesús de Nazaret, cuando látigo en mano, sacó a los que comerciaban con Dios.
Estamos en Navidad....porque hace 78 años nació uno de los niños que más necesita la infancia actual. Aunque no se le den regalos globalizados a los niños.....Así está mejor. Ellos necesitan juguetes de Verdad...y Verdad de juguetes. Nada logramos haciéndolos ocultar en una pantalla de televisor.
Necesitamos que salgan al Sol y que jueguen fútbol con sus vecinos y que sepan la verdad de la naturaleza, el amor y el compromiso.
Estamos en Navidad porque algo novedoso e insólito ocurrió en Rosario hace 78 años. Y sí, es cierto lo que decían las Escrituras, porque cada vez más el hijo de Dios se nos acerca con más vehemencia y más conocimiento.
Hoy se volvió a presentar en La Habana el libro de Ernesto Guevara sobre sus críticas a la práctica del socialismo mal llamado real, y mal llamado socialismo. Ya se habían presentado en Febrero durante La Feria .
Créanme que son parte de los verdaderos Evangelios... no escrito por los Apóstoles, sino por Jesús
¡Qué corra mi pueblo a comprar ese libro! ¡Y qué corra el mundo si tiene pretensiones de seguir girando! ...
Y hoy soplando sin dudas las velitas del Che, estuvo nuestro economista Oswaldo Martínez dándonos una verdadera clase de economía y de amor. No ha habido mejor celebración que ésa, la que se realizó en mi querida Casa de las Américas a voz de Oswaldo, que ha dicho que el mejor economista cubano fue Ernesto Guevara y que ellos los economistas revolucionarios le deben al Che lograr escribir sobre la economía política en el periodo del tránsito al socialismo. Roguemos todos porque se publique su presentación....es realmente demoledora, exquisita y matizada por la cultura revolucionaria que ostenta ese guevarista.
Nos dejó, incluso a los que ya habíamos leído el libro, colmados de ansiedad y lágrimas.
Dicen por ahí* que todavía en el 2003 se ha comenzado a editar todo lo que quedaba inédito del Che, que es mucho más de lo que se conoce... Y eso no es chisme, lo dijo en su precioso libro uno de los historiadores y estudiosos del pensamiento de Guevara en que más confío.
Entonces sí es de verdad que tendremos al Che más vivo que todos nosotros juntos. Parafraseando a Nicolás Guillén podríamos gritar hoy “Salud Guevara”
Feliz Navidad entonces, camaradas y amigos, porque esto representa que nos dejarán saber lo que por alguna razón siniestra.... (Bueno más bien... diestra) no supimos cuando nos infestaba el catolicismo burocrático. No en balde José Martí dijo que el “cristianismo murió en manos del catolicismo” No dudo que haya pensamientos de Cristo que no nos lo hayan dejado saber....
Por lo pronto del Che lo vamos sabiendo todo.
Ese todo que necesitan nuestros niños chilenos para extirpar de la patria de Víctor Jara el oprobioso sistema educacional......
Ese todo que necesitan los inmigrantes en Estados Unidos para hacer frente a ese sistema fascista y excluyente....
Ese todo que necesitan los bellísimos jóvenes en Francia para continuar con aquella tradición de cortar cabezas innecesarias y devolvernos las luces de la Comuna...
Ese todo que necesitan mis pobres niños en Palestina para saber como desalojar el sionismo, pues serán esos niños despedazados quien tomen conciencia y sabrán que organización es la más oportuna con este nuevo intento de holocausto...
Ese todo que necesita la joven revolución de Venezuela para desparramar su fuerza y júbilo por América, y esgrimir la verdadera Biblia y la espada de Bolívar...
Ese todo que necesita la callada Bolivia para seguir barriendo injusticias palmo a palmo y recuperar ese país para ventura de todos los indígenas, todos los cristianos y todos los comunistas ¡Allá en la Higuera estuvo Evo , rindiendo homenaje al Che!
Ese todo, en fin que necesitamos en mi país.... Acá; donde duermen las esperanzas que tienen el mundo en la sociedad socialista. Acá donde necesitamos entender las palabras que se pronunciaron un 17 de Noviembre del 2005, por otro profeta aun vivo.
Entonces Feliz Navidad de lucha y reflexión. Y ojala que nos alcancen las fuerzas para cumplir con aquel bebé de Rosario que nos dio los verdaderos pretextos para ser felices.

*Néstor Kohan “Ernesto Che Guevara Otro mundo es posible” Editorial Nuestra América. 2003 Pág. 208

Celia Hart
Rebelión
16-06-2006