lunes, 25 de mayo de 2009

Rinden tributo a la Heroína de la Revolución Haydée Santamaría



Un entrañable concierto de poemas y canciones ofrecieron hoy el poeta Roberto Fernández Retamar y el trovador Silvio Rodríguez, en homenaje a la Heroína de la Revolución Haydée Santamaría.
Ese emotivo acto tuvo, también, por motivación el cincuentenario de la Casa de las Américas, institución pionera de la política cultural inaugurada en 1959, y de la cual la inolvidable Haydée fue su primera presidenta.
La sala Che Guevara, escenario de tantos eventos de trascendencia mundial, se ungió con una atmósfera de tierna intimidad, cuando con guitarra o sin ella, la poesía, límpida y cotidiana como la imprescindible dulce agua corrió a raudales para evocar estos 50 años de obras de amor, angustias, alegrías y dolores.
Como dijo en un verso Fernández Retamar, actual presidente de la Casa de las Américas, allí estaba, multiplicada y única, Haydée, esa maternal y recia mujer, para quien la justicia era condición de vida y con su vocación unitaria imprimió el sello solidario e integrador a una institución cultural que desborda a la Isla y a Latinoamérica toda.
Los poemas de Fernández Retamar se imbricaron con las canciones de Silvio, con tal coherencia e intimidad que todo fluyó como un único himno de amor y de batalla para retratar desde los legendarios momentos fundacionales de la alborada triunfante hasta la persecución de una sociedad cada vez más justa y la medida de los hombres y mujeres de hoy.
Sin dudas, este es uno de los más hermosos homenajes a la imborrable Haydée Santamaría, a una de sus obras cimeras, la Casa , que ha sido la de los sueños y realizaciones espirituales más genuinas de la América Nuestra, como la llamó Martí.
El poeta y novelista Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, asistió a esta premiación que se hizo coincidir con la presentación del más reciente número de este año de la revista La Gaceta, que repasa la X Bienal de La Habana, temas de historiografía y el cine y sus protagonistas, entre otros.
Llama la atención el cierre de esta edición con una suerte de crónica de la curadora y especialista Corina Matamoros, en la que escudriña de forma crítica en torno al mensaje y lo que legan las Bienales de La Habana con 25 años itinerando, y hoy de líder en el Tercer Mundo.
Entre un objeto de placer y de discusión permanente, definió el poeta Roberto Méndez, al presentar esta revista La Gaceta, que siempre renace como en los 80 y después, con renovadoras ideas, aliento a los más jóvenes, y nuevas polémicas.

Octavio Borges Pérez
La Habana, 22 may (AIN)