viernes, 31 de octubre de 2008

Petras lamenta la muerte de Celia Hart y su hermano Abel



“Hemos perdido una gran revolucionaria, por el hecho de que Celia misma era un referente para las nuevas generaciones en los debates de Cuba, una marxista y abierta”

Petras buen día, ¿cómo estás?
Petras: Estamos muy bien.
Chury: ¿En qué estás trabajando en este momento?
Petras: En este mismo minuto esta terminando una frase sobre un comentario que voy a hacer sobre el último libro de un importante intelectual dirigentes activista, militante del Caribe, Narciso Isa Conde.
Escribió un libro en donde extiende el concepto de explotación hacia la delincuencia y criminalidad de la burguesía que está profundizando las formas de explotación.
Permítanme explicar: en general los dirigentes sindicales y la izquierda enfocan sobre la explotación de la mano de obra en el trabajo.
Ahora, si uno toma la totalidad de la vida de los trabajadores, los obreros, los empleados, uno puede detectar en el último período muchas otras formas de explotación que multiplica las desigualdades y la politización de las condiciones de vida, entre la clase dominante y los obreros.
Por ejemplo, en el trabajo el capital gana las ganancias y los obreros sufren el bajo salario, pero más allá, tenemos los banqueros que explotan a los obreros a partir de tazas de interés en los préstamos.
Entonces tenemos ganancias por el trabajo y tenemos ganancia por los préstamos. También tenemos los alquileres y los dueños de inmobiliarias se apropian también la renta del alquiler. También tenemos el Estado burgués que impone impuestos regresivos para subvencionar el gran capital, otra transferencia desde los trabajadores hacia las clases dominantes.
Después tenemos las loterías donde el juego manejado por los lumpen burgueses y el Estado transfiere parte del ingreso hacia las clases medias acomodadas, que manejan estos lugares de juego y también el Estado burgués que utiliza los ingresos para bajar los impuestos de ingreso a los capitales.
Finalmente tenemos las actividades ilícitas que incluyen multitud de actividades desde la corrupción de la policía en el barrio hasta la extorsión que practican los grandes delincuentes a partir de drogas y otras actividades que también resultan transparencias e ingresos desde abajo hacia arriba.
En otras palabras tenemos seis formas de extraer plusvalía desde los trabajadores hacia arriba.
La lucha no es simplemente una lucha en el punto de producción, pero hay una totalidad de fuerzas en el sistema capitalista que fortalecen las desigualdades y son múltiples los frentes de movilizar a la gente, para introducir la igualdad de la justicia social.
Eso es lo que trato porque muchas veces por ejemplo el juego mucha gente no lo incluye en la explotación; pero si hacemos un análisis clasista, entendemos que transferencias que se dan en el juego, van de las clases populares que están sembrando la ilusión que pueden ganar un millón de pesos, o lo que sea, y las chances son tan remotas que realmente es simplemente otra estafa.
Esta transferencias tiene resultados clasistas. Los pobres, los obreros gastan más y ganan menos y las clases dominantes ganan más y pierden menos.
Pero nadie realiza este análisis desde un ángulo clasista dentro del sistema capitalista.
No es simple moralismo de quitar este juego, es también una lucha de clases que está utilizado primero para crear privación, después sembrar ilusiones de ganar y después para extraer otra vez más -de lo poco que queda- de la plusvalía ganada por los obreros.
Chury: En mayo de este año el enviado especial del alto comisionado de los DDHH de la o­nU Philips Alston hizo público el borrador con el resumen de su viaje a Afganistán y el documento contiene datos secretos sobre actividades ilícitas de ciertos destacamentos militares especiales que actúan bajo el control y mando de los servicios secretos extranjeros ejerciendo funciones punitivas en territorio afgano, pero se cuida Philips Alston de mencionar que servicios secretos son. Nos dicen que también lo que esta pasando ahora es que vendría a revelar un poco todo esto, porque cobra importancia lo siguiente: las bajas de la OTAN en Afganistán que empujan al bloque a buscar nuevos mercenarios inclusive en los países de América Latina donde el encargado principal de la búsqueda es España.
Tanto es así que a principios de julio el Ministro de Defensa colombiano encontrándose en Madrid con una visita de trabajo habló directa y claramente sobre la posibilidad de participación de un destacamento de las FFAA de Colombia en lo que llamarían Misión de Paz en Afganistán.
¿Es conocido esto Petras?
Petras: Aquí en los EEUU desde hace cuatro años o más, por lo menos cuatro años el gobierno norteamericano está reclutando latinoamericanos por todas sus misiones, ofreciendo dos cosas: primero, altos salarios en relación con los salarios que reciben los soldados en América Latina.
El salario promedio es entre 2000 y 3000 dólares mensuales para soldados en lugares de combate.
En segundo lugar ofrecen ciudadanía por ejemplo a mexicanos si voluntariamente entran en este tipo de fuerza.
Incluso han entrado escuelas en México. Tenemos noticias que han participado en Secundarias y visitado pueblos y con correspondencia de mexicanos-americanos, han conseguido otro grupos de mercenarios, incluso a los indocumentados de este país les ofrecen esta “vía rápida” a la ciudadanía.
En tercer lugar, hay muchos que participaron en los grupos de asesinos en Perú, durante la masacre durante las épocas anteriores en la supuesta “lucha contra el terrorismo” de Sendero Luminoso. Hay grupos especiales entrenados por las mismas fuerzas especiales de EEUU que han pasado a incluir en estos grupos de combate.
En Colombia, hace tiempo que los grupos de escuadrones de la muerte son un blanco para reclutamiento.
Los israelitas han utilizado sus contratos con el gobierno colombiano para crear empleados mercenarios, que podrían contratar con el Pentágono norteamericano para servir en estos combates.
No hay que olvidar que el porcentaje de fuerzas armadas privadas en Irak, en Afganistán, son más de cien mil. Es decir, son empresas privadas que se llaman de “seguridad” que reciben más de 30.000 millones de dólares sólo para contratar militares. Es el gran negocio. Ellos dan soldados profesionales de todo el mundo, no sólo de América Latina, de Sudáfrica cualquier lugar donde queda un excedente de la basura violenta en el mundo están integrados en estas compañías de seguridad que no han terminado sus tareas o han perdido o ganado, depende, y se quedan desocupados o en ocupaciones mal pagas, este ofrecimiento de las compañías privadas de seguridad, es una salida lucrativa e incluso no solo económica porque sicológicamente, esta gente que está acostumbrados a matar, a imponer, a tirar antes de preguntar, es gente que encuentra un oficio bien pago y sirviendo al imperio norteamericano. Esto incluye colombianos, peruanos y muchos otros lugares, chilenos del tipo de Pinochet, etc.
Los gobiernos de centroizquierda o de centro, o lo que sea, no tienen ningún problema con lo que EEUU y las compañías norteamericanas están reclutando personas, individuos de su país en estas acciones, estas ocupaciones imperialistas.
Chury: Tengo por aquí a Sandra nuestra directora de la radio que tiene una noticia urgente para consultarte.
Sandra Barón: Buen día, ¿cómo estas Petras?
Lamentablemente con una mala noticia.
Nos acabamos de enterar que falleció Celia Hart en un accidente automovilístico ella y su hermano Abel que eran los hijos de Haydee Santamaría y de Armando Hart Dávalos.
Lo queríamos compartir contigo reflexionar sobre eso y algo que nos tocó un poco porque el jueves le hacíamos una entrevista a Celia sobre el huracán en Cuba y que diferente era cuando un huracán pasaba por un país donde había una revolución y que diferente cuando pasaba por Haití por ejemplo, donde están las fuerzas de ocupación.
Ayer domingo Celia nos enviaba un pedido de que lo que se trató acá en el grupo consultivo, que ratificó el apoyo a Haití, ella ayer a las 11:30 de la mañana nos mandaba este correo:
“Hermana, es espantoso, como es que mandamos policías en Haití, que esta pasando con esta cansada izquierda, ahora andamos en otro huracán en Cuba que despedazó también a Haití. Escribiré un artículo sobre eso”.
Estas líneas las recibíamos ayer en la mañana, de Celia Hart, y hoy nos encontramos con esta noticia que murió junto a su hermano Abel Hart Santamaría los hijos de los dos intelectuales cubanos.
Petras: Sí.
Es una gran tragedia.
(Se interrumpió la comunicación telefónica)
Sandra: Qué pena que se corte, se agotó la tarjeta. Creo que fue un impacto también para James Petras la noticia.

Sobre la muerte de Celia y Abel Hart Santamaría

En “Contrapunto” en horas de la tarde se restableció el contacto con James Petras.
Chury: Vamos a retomar una información que dábamos esta mañana cuando estábamos en contacto con James Petras.
Celia y Abel Hart, hijos de dos dirigentes históricos cubanos cercanos al líder Fidel Castro, fueron sepultados este lunes en La Habana tras fallecer en un accidente de tránsito el pasado domingo.
Ambos eran hijos de Haydée Santamaría (1922-80), una de las consideradas heroínas de la revolución cubana y Armando Hart, de 78 años. Celia, de 45 años, y Abel, de 48, murieron cuando el auto en que viajaban chocó con un árbol en el barrio de Miramar, en el este de la capital cubana.
Hoy le pedimos una reflexión a James Petras y se nos cortó la llamada, por eso la restablecemos en este momento.
Petras: Buenas tardes Efraín y audiencia.
Quiero decir varias cosas, sólo sobre Celia porque sus padres ya son ampliamente conocidos.
Celia en sí misa era una gran creadora, una gran revolucionaria, que ha escrito ensayos muy importantes, debatiendo sobre los problemas contemporáneos del socialismo.
Era una mujer muy apasionada, pero a la vez razonable y lógica. Era una combinación de científica y romántica, poeta y gran analista política, con grandes tradiciones que ella abrazaba, del marxismo abierto, comprometido e internacionalista.
No tenía problemas de hacer críticas de las grandes figuras de la Revolución, peor también no daba ningún espacio a cualquier contrarrevolucionario reformista o revisionista.
Yo mantuve un permanente intercambio muy fructífero con ella por más de una década, intercambiamos ideas, a veces diferencias, pero siempre reconozco el gran compromiso que tenía, el gran amor que tenía por el proceso de lucha de los pueblos, en distintas regiones del mundo.
Era internacionalista no sólo de palabra. Viajaba. Nos encontramos en Brasil con los Sin Tierra, en Ecuador para acompañar la lucha indígena, seguía y reivindicaba las ideas de Luxemburgo, de Che Guevara y los demás. Tuvo gran respeto por Marulanda y por Chávez.
Pero en su propio mundo, en la propia Cuba, ella elaboraba una comprensión del Socialismo que planteaba la democracia del poder popular en el eje de proceso de renovación y profundización.
No hay una persona que yo haya conocido en Cuba, tan abierta, y siempre aprendiendo no sólo de los textos sino de las realidades prácticas que encontraba en la vida cotidiana.
Hemos perdido una gran revolucionaria, no sólo por ser hija de Armando Hart y Haydé Santamaría, sino por el hecho de que Celia misma era un referente para las nuevas generaciones en los debates de Cuba, una marxista y abierta.
Chury: James Petras te agradecemos mucho y te mandamos un abrazo desde Montevideo.

| 9-9-2008
CX 36 RADIO CENTENARIO
MONTEVIDEO URUGUAY

No hay comentarios: