sábado, 13 de octubre de 2012

Cuando Tania era aún Ita




Hasta que Cuba no reveló su verdadero nombre, la CIA y los gorilas bolivianos desconocían la verdadera identidad de la guerrillera inolvidable que combatió junto al Che.
El 31 de agosto de 1967, en el vado de Puerto Mauricio, como integrante de la guerrilla del Che, cayó en combate Tania la guerrillera. No fue hasta el 7 de septiembre, que la radio boliviana anunció el hallazgo de su cadáver en las márgenes del Río Grande.
Dos días después, la agencia estadounidense de noticias AP confirmó la noticia: “La argentina Laura Gutiérrez Bauer, Tania, fue muerta ocho días antes en la emboscada de Vado del Yeso [sic]con otros siete [guerrilleros]”.
“El pasaporte, el carné de identidad y otros efectos pertenecientes a la difunta son examinados por las autoridades”, concluía la agencia.
Haydée Tamara Bunke Bider nació en Argentina el 19 de noviembre de 1937. Sus padres, Erich y Nadia, comunistas alemanes perseguidos por el régimen hitleriano, encontraron refugio en la nación sudamericana.
“De pequeña le decíamos Tamarita”, explicó la madre en más de una ocasión, “como ella de bebita no sabía pronunciar la palabra Tamarita, decía solamente la última sílaba, Ita, y así se le quedó para toda su vida”.
“Cuando nació fue una sorpresa muy grande porque tenía el cabello largo y negro y su tez era bastante oscura”, solía recordar Nadia. “Después de tres o cuatro meses cambió completamente de color se le puso la piel muy blanca y el pelo muy rubio. Desde el primer día tuvo los ojos azules”.

Tamara se convierte en Tania

“El comunista, el revolucionario lo es en el país en que estuviere, aunque no fuera aquel en que ha nacido”, sus compañeros de trabajo en Cuba le oyeron decir más de una vez. “Es un deber ayudar e integrarse a las tareas de la revolución en cualquier sitio”.
“Aspiraba a desarrollar un trabajo de más envergadura que el que desarrollaba”, solía recordar su madre, “pero realmente yo no vislumbraba todavía a Tania la guerrillera”.
En los últimos días de marzo de 1963, Ita recibió la propuesta de ir a luchar a otras partes del mundo. Tras un riguroso entrenamiento, que incluyó sesiones en varios países, se fue transformando en la Tania que luego integraría la guerrilla del Che.
El 18 de noviembre de 1964, bajo el enmascaramiento de Laura Gutiérrez Bauer, llegó a La Paz, Bolivia. Iniciaba así su tránsito hacia la inmortalidad.

Pedro Antonio García